Revista Deportes

Se prohibe roncar

Por Malaka
SE PROHIBE RONCAR Foto: Arjona
Por Francisco Picornell
Plaza de Toros de la Real Maestranza Sevilla. 2º de Abono.
Seis Toros del Conde la Maza. Primero y segundo con Peligro, los otros parados y descastados.
Luís Vilches.- Silencio. Silencio.
Iván Fandiño.- Silencio. Silencio.
Oliva Soto.- Saludos desde el tercio. Silencio tras aviso.
Como está el toreo, mejor la cabaña brava, con corridas soporíferas unido a la manía imperante en esta sociedad de prohibirlo todo, va a llegar un momento en se prohíba roncar en las plazas de toros, sobre todo en la Maestranza de Sevilla donde está mal visto todo lo que sea perturbar el proverbial “silencio de la Maestranza”. El problema lo va a tener Puche, pues es conocida su afición a dormir las corridas en el burladero de la empresa.
Bien es cierto que la mayoría de los mortales se entrega en brazos de Morfeo cuando el pestiño que hay en el ruedo es insufrible, pero el Sr Puche suele sestear por sistema en todos los espectáculos que se dan en la Malagueta, donde muy de tarde en tarde, casi nunca, sale un toro.
En el dorso de las entradas pronto veremos la advertencia “Se prohibe roncar durante la lidia de cada toro”, mas como de los gatos no dice nada…….
Salieron por chiqueros dos primeros toros con mas peligro que la Monja con una charanga.
El primero de ellos y de la tarde, que le correspondió a Luís Vilches, era uno de ellos. Tenía la embestida descompuesta. El torero se mostró desconfiado dejándose enganchar mucho los engaños, lo que acrecentó su defecto. Me queda la duda metafísica de que si lu hubiera “sobado” algo, le podría haber sacado faena de mas lucimiento. Pero, insisto, es una duda. Bajonazo. Silencio.
El cuarto, con cara de niño, fue banderilleado muy parsimoniosamente por Curro Trillo, que demostró, una vez mas, que el banderillear no consiste en dar alocadas carreras, que se puede, y se debe, ir al toro andando.
Su matador estuvo perfilero, sin templarlo. Tal vez tomándolo mas de lejos le hubiera embestido mejor. De cualquier modo el cornúpeta tenía pocas fuerzas y era de sosa condición. Pinchazo, estocada desprendida. Silencio.
El segundo, otro de los peligrosos era andarín y con peligro, incluso tobillero. Fandiño anduvo por allí que es la mejor forma de decir que no estuvo. Pinchazo, estocada trasera. Silencio.
El quinto no tenía clase ninguna. Perdió las manos en el primer tercio, se protestó. Fandiño dio mantazos y se puso muy pesado. Pinchazo, estocada trasera perpendicular y atravesada. Silencio.
Tuvo detalles Oliva Soto en el tercero. Inició la faena con unos derechazos aceptables que terminaron con una colada peligrosa del toro. Ello le obligó a tomar la muleta con la izquierda instrumentando unos naturales que fueron lo mejor de la tarde. Volvió con la derecha por donde el toro había mejorado. Faena justa de tiempo. Tres pinchazos, estocada corta contraria y delantera. Saludos desde el tercio.
Era muy soso el sexto, acudía distraído a la muleta. Oliva dio muchos paseos y pocos pases. Estuvo desconfiado, como el toro se paró dio medios pases. Tres pinchazos. Aviso. Silencio.
Pronto algún avispado taurino sacará una pulsera o un anillo que dirá evita los ronquidos en los toros.
Un saludo.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossiers Paperblog

Revistas