Revista Opinión

Se que no es propio de mi hacer disgresiones de este tipo...

Publicado el 25 marzo 2010 por Carmina

Se que no es propio de mi hacer disgresiones de este tipo en este blog, sobre todo porque tengo otro donde poder hacerlas, pero la verdad después de tanto tiempo parado, la mayoría de mis lectores no lo siguen y escribir para mi solamente o algún despistado la verdad es que no me apetece. Así que con vuestro permiso, y espero que no me tiréis muy fuerte las orejas, paso a romper las normas que me impuse en su día, y espero que sea un excepción.
Desde que deje el mundo del periodismo no escucho la radio mas que en el coche, puede que sea simplemente por morriña hacia un trabajo que me llenaba, puede que sea por falta de costumbre, puesto que casi nunca he sido oyente de ella, ya que me saturaba en largas jornadas ante el micrófono, o bien detrás de ellos. La cuestión es que desde que no trabajo tengo pocas oportunidades de oírla, porque conduzco menos, ayer camino de la capital para hacer unas compras de rigor, era temprano y tenía puesta la Ser en el programa Hoy por hoy, y me sorprendí riéndome de temas aparentemente serios.
Cosa que me llevo a plantearme, pero esta gente de verdad trabaja?, porque si le pagan por pasárselo tan bien, socorro quiero volver de nuevo a la radio, después se impuso la cordura y recordé como para llegar a aislar esos gags, había que trabajar muchisimas horas oyendo entrevistas, programas, declaraciones, hasta pillar al político de turno en un renuncio, en una incongruencia, y después darle forma, para que el resultado final desatara la carcajada en el oyente o al menos una tímida sonrisa.
Sin embargo como si de una novata se tratara, cuando los tertulianos empezaron a desgranar uno por uno los gags de los políticos me di cuenta de que quien más habla, más yerra y en estos momentos los que no mantienen la boca cerrada son los miembros del partido popular, y entre ellos se contradicen muchisimo. Así que el viaje termino haciéndoseme corto, entre las risas que en ocasiones hacían peligrar mi conducción y termine enterándome de una forma bastante divertida del panorama político español, que desde luego no tiene desperdicio, y por un momento me pude olvidar de tanta crisis, de tanto resultado económico desastroso, de tantas cifras de parado, para meterme de lleno en las meteduras de pata de unas personas a las que no se les exige ningún certificado de conocimientos.
Puede un político que representa a España no usar bien la lengua?, puede cometer cada vez que habla disgresiones y darle una patada al diccionario de la Real Academia Española de la Lengua?, puede una persona que por el mero hecho de ser diputado tiene garantizado un sueldo vitalicio no hablar con propiedad? Pues no se en el resto del mundo, pero aquí en nuestro querido país si puede, como no, y por eso siempre hay algún periodista avispado a la caza de esos gazapos que los ponen en evidencia, unas veces son simples descuidos por no haber leído el manual de como hablar en público, otras veces es fruto de su ignorancia, y queda patente.
Igual al hilo de la anterior entrada me atrevo con alguno de los libros de su protagonista, aunque se que en ellos no encontrare el panorama político en clave de humor. Espero al menos haber levantado una ligera sonrisa, o no haber agriado el día de alguno de los lectores de este blog porque si algo tiene la política en clave de humor o no, es el poder de fastidiar el día a cualquiera, y esa no era mi intención al escribir este post

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :