Revista Opinión

Secreta cronología del estallido social en chile

Publicado el 06 marzo 2020 por Carlosgu82

El abrupto fin del comunismo en Chile el año 73, claramente dejó a muchos con sangre en el ojo, algunos obligados, hicieron sus vidas fuera del país y otros tantos se quedaron donde mismo, pero todos con el mismo sentimiento, encontrar el momento de la venganza y volver al poder.

La coalición formada después del gobierno militar, no dejó espacios a la extrema izquierda o izquierda revolucionaria para lograr sus objetivos ya que la ambición de la concertación era netamente aprovechar al máximo las riquezas quedadas del anterior gobierno, engrosando de paso sus cuentas personales y no fue hasta el 2013 con la creación de «La Nueva Mayoría» formada por la concertación existente, a la cual se sumaron otros partidos de izquierda extrema, pero bien solapados, cuando estos últimos recién comenzaron a ver una luz de esperanza.

Esta vez además ya contaban con un líder , el gobernante de la República Bolivariana, capaz de guiarlos en el camino de sus ambiciones.

Por eso, la creación de esta nueva coalición de izquierda no fue una idea de cerebros chilenos, sino que una estrategia guiada por el señor Maduro. No es difícil darse cuenta de ello, ya que todo hasta aquí tiene ese colorido matiz bananero.

Parte de la estrategia era que la Nueva mayoría tuviese un candidato presidenciable que fuera confiable y que mejor que una figura conocida, por lo que la elegida fue la sra., Bachelet quién ya había ocupado el cargo sin convertir al país en Chilezuela, de ahí la confianza de muchos ingenuos.

No tuvieron la misma suerte después, ya que el pueblo desconfío de los demás candidatos presentados por la Nueva Mayoría, principalmente por la innumerable cantidad de inmigrantes venezolanos que llegaron durante el gobierno de Bachelet, en donde los chilenos se sintieron invadidos, con miedo a perder sus trabajos, pero principalmente ver in situ la cara de la miseria que deja el comunismo, por ello no permitieron que lo mismo sucediera en su país, así es que se fueron a la segura eligiendo democráticamente a Sebastián Piñera. Esto enfureció tremendamente a la izquierda por lo que rápidamente puso en marcha el plan en el que habían estado trabajando con anterioridad.

Admirable la paciencia de la venganza, ya que pasaron más de 20 años hasta poder dar forma a la plataforma que quizás los lleve al éxito, pero en el entretanto no esperaron que la suerte tocara su puerta, sino que durante todo ese tiempo se dedicaron a fortalecer a las juventudes comunistas, porque se dieron cuenta que ahí estaba el nicho que los empoderaría.

Muchos de estos niños impulsados por el fanatismo de sus familias, otros invitados por amigos y unos cuantos por  curiosidad, porque a esa edad mira interesante sentir que eres parte de una élite, especialmente si te hacen creer que eres una especie de héroe que salvará al mundo del monstruo llamado capitalismo.

Así, sistemáticamente se encargaron de ir concientizando a los jóvenes del partido, traspasando en sus venas dosis de resentimiento, pero especialmente un comportamiento grosero y rebelde hacia la autoridad civil, mientras los adultos del partido iban reforzando y aplaudiendo ese odio, a su vez, estos jóvenes iban sumando adeptos en los liceos quienes los veían como ídolos, así es que fue fácil la propagación del mal.

El 2006 este sistemático trabajo comenzó a rendir frutos con la llamada «Revolución Pingüina», como se le llamó coloquialmente a la primera protesta estudiantil del 2006.

De ese «laboratorio», salieron líderes juveniles que hoy ya están en la cámara de diputados y sienten por ello un agradecimiento tan grande que hasta donan mensualmente parte de su sueldo al partido y a las juventudes comunistas.

Como toda manipulación experimental, muchos jóvenes comenzaron a mutar y ahora se presentan graves problemas, que no solo puede afectar al país sino incluso traspasar fronteras, primero porque ya todos se percataron lo útiles que pueden ser los adolescentes para este tipo de asuntos, aunque Hitler lo había descubierto antes, por otro lado y como era de esperar, todo caos atrae delincuencia, quienes a su vez atraen al narcotráfico, que es lo que está sucediendo en Chile en estos momentos, pero una tercera consecuencia que es la que comienza a asustar, es que estos jóvenes tomaron luces propias y el mismo partido está perdiendo el control sobre ellos, por la simple razón que de a poco se han ido percatando que esos adultos que les predicaban que estaban luchando por el bien común, son solo un grupo de mentirosos, que lo único que buscan es venganza, ni los animalitos, ni el agua, ni las demandas sociales son sus prioridades.

Entonces que podría llegar a suceder en un futuro cercano? Una nueva clase humana, porque política jamás, ya que todos ellos repudian la política.

El problema de esto, es que esta nueva clase de humanos, dejó de creer en absolutamente todas las normas morales existentes, pero más triste, dejó de creer en los adultos. Por un lado quieren justicia social, pero por otro, son incapaces de entender que para el buen funcionamiento de un país, deben existir reglas, de lo contrario todo se convierte en desastre, pero eso es algo que no les interesa, porque descubrieron su fuerza, más aún con el apoyo de esos grupos delictuales, que por ahora tal vez los sientan sus aliados, pero que luego también dejarán atrás, para seguir creciendo y mutando hacia lo inimaginado.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas