Revista Salud y Bienestar

Seguridad con control, seguridad con Amor

Por Elblogdelasalud @TuBlogdelasalud

¿Cuál crees que te mantiene más seguro, tu yo herido o tu guía espiritual?

Como niños pequeños, todos creamos nuestro yo herido para tratar de sentirnos seguros en un ambiente inseguro. Nuestro auto herido aprendió muchas maneras diferentes de tratar de sentirse seguro. Y estas protecciones funcionaron hasta cierto punto. Por ejemplo, podríamos haber aprendido a comer cuando estábamos asustados, solos o con el corazón roto y comer mucho o comer dulces puede habernos protegido de sentir estos sentimientos demasiado intensamente. Tal vez convertirse en un buen niño o niña y cuidar a otros nos protegía del cólera o la violencia. Nos volvimos muy apegados a nuestras diversas formas de controlar nuestros propios sentimientos e intentar controlar a otros y los resultados.

Ahora, nuestro yo herido está convencido de que proteger y controlar es la mejor manera de mantenernos a salvo. Pero, ¿el exceso de comer y el sobrepeso realmente nos protegen o nos está causando grandes problemas de salud? ¿El darnos a nosotros mismos y cuidar a los demás realmente nos protege de la ira de los demás, o son los demás ahora los que nos tratan con la misma falta de respeto que nos estamos tratando a nosotros mismos?

Nuestro ser herido no quiere que lo que puede haber funcionado hasta cierto punto como un niño, ahora nos está causando mucho dolor. Ahora es nuestro propio yo herido el que nos está haciendo sentir muy inseguro. Usar el alcohol, las drogas, la comida, el sexo, la ira, el cumplimiento, el juicio, permanecer en nuestras cabezas y cerrar nuestros corazones son formas de tratar de controlar nuestros propios sentimientos y otros, pero son todas formas de autoabandono que nos hacen sentir muy inseguros.

Entonces, ¿cómo podemos sentirnos seguros?

Paradójicamente, cuando nuestra intención es amarnos a nosotros mismos y a los demás, podremos abrirnos a la información constante que viene siempre de nuestra Guía con respecto a nuestro bien supremo. Donde el yo herido no puede saber de antemano algo como no conseguir un plano particular, nuestra guía lo sabe y nos comunicará la información cuando estemos abiertos a ella.

Mientras que al yo herido le encantaría tener control sobre la obtención de esta información, es la elección misma para tratar de controlar lo que reduce nuestra frecuencia y hace imposible el acceso a la información sobre nuestra seguridad que está aquí para nosotros.

No podemos estar dedicados a controlar y amar en el mismo momento. En el momento en que elegimos amar y aprender acerca de lo que está en nuestro bien más alto, nuestra frecuencia es lo suficientemente alta para tener acceso a la información que necesitamos con respecto a nuestra seguridad.

Entonces, ¿qué es realmente más seguro, tratar de controlar a las personas y cosas que no podemos controlar o abrirnos a amarnos a nosotros mismos? ¿Qué es más seguro, adormecer nuestros sentimientos con adicciones a sustancias y procesos, o permanecer abiertos a nuestros sentimientos con nuestro sistema de guía interior que es una manera en que el Espíritu se comunica con nosotros? ¿Qué pasa si su guía está tratando de hacerle saber que algo es peligroso y que está demasiado entumecido de la comida, las drogas, el alcohol, la televisión o permanecer en la cabeza para sentir los sentimientos que le alertaría del peligro? ¿Qué pasa si sus adicciones le están entumeciendo a los mensajes que el Espíritu le está enviando a través de sus sentimientos? ¿Es realmente una forma segura de vivir?

¿Realmente quieres seguir escuchando a tu herido programado e ignorante con respecto a tu seguridad? ¿Realmente crees que tu herido sabe más acerca de mantenerte a salvo que tu Guía, que tiene acceso a toda la información del universo?

Cuando tomas la decisión de que amarte a ti mismo y compartir tu amor con los demás es tu máxima prioridad, y aprendes a escuchar la Guía y a tomar acción amorosa en tu propio beneficio, descubrirás que te sientes mucho más seguro que con tu herido a cargo.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :