Revista América Latina

Seguridad sin socialismo es un fraude.

Publicado el 13 enero 2014 por Jmartoranoster

Rosa Natalia.

Cuando desapareció la Unión Soviética, la Revolución Cubana sufrió el impacto del capitalismo por la necesidad de asegurar lo prioritario a la población. La isla permanecía como único faro de ejemplo socialista en el continente. Pero aquellas aperturas no tardaron en mostrar sus consecuencias sociales: un repunte en la población penitenciaria y un aumento de la deserción escolar. El influjo del capitalismo en la isla trajo de vuelta aquellos males, que el socialismo había erradicado.

Entonces apareció el caso del niño Elián (1), y Fidel aprovechó este hecho, como una oportunidad para asumir públicamente los errores y rectificar el rumbo. Fue así que nació la llamada Batalla de Ideas, un contingente enorme de trabajadores sociales que fungirían de vanguardia para corregir todo que aquello que socialmente amenazaba con desmoralizar y borrar el último vestigio de revolución.

En Venezuela el caso Mónica Spear (2), aborrecible desde todo punto de vista, pretende conducir toda la fuerza anti socialista hacia un estadio superior: el fascismo. La oposición aprovecha este hecho y las dificultades del gobierno en el campo económico, para abrir la puerta a la barbarie, además se apoya en una clase media que incita al racismo y cuyo fin último es el pronunciamiento de sectores militares de derecha.

Por ejemplo una actriz que acudió a una protesta en la Plaza Alfredo Sadel días después del lamentable hecho declaro lo siguiente:

“Los pranes tienen gobernado este país, cuando circulas por las calles tienes miedo porque te pueden matar…yo no me voy a quedar sentada en mi casa llorando a Mónica por un año…hay que vencer el psico terror que ha ejercido el gobierno durante estos 15 años, la anarquía, el vandalismo…yo no tengo ninguna tolda política, no tengo nada en contra del Sr Maduro, pero si tengo mucho en contra de los que manejan el gobierno…que no me vean con envidia porque yo soy actriz, porque supuestamente soy imperialista, que carajo imperialismo ¡hasta cuando con ese cuento marxista estúpido!” (3)

Esta excelente actriz venezolana, en un corto discurso falsamente emotivo, endosa el asesinato de la modelo a una ensalada ideológica aderezada por el odio. Nos dice que la causa del asesinato es el marxismo y el gobierno de pranes. Cualquiera que no ofrezca un poco de resistencia ideológica, fácilmente puede llorar al final de su dramatización y termina dándole la razón. Pero por supuesto, ella no fue la única. Desde el exterior otro actor decía lo siguiente:
“Las bandas de delincuentes en Venezuela están armadas porque el gobierno chavista así lo dispuso hace muchos años, había que armar a las milicias bolivarianas para proteger a la revolución de una eventual invasión yanqui, entonces hay un montón de muchachos con armas de grueso calibre que andan paseando y buscando divertirse y terminan asesinando inocentes como que estuviesen lanzando pirotecnias y por eso ha muerto la actriz Mónica Spear…este es un mal que ellos han encubado, no olvidemos que quienes tienen el poder en Venezuela, se alzaron en armas desde un cuartel para asesinar a Carlos Andrés Pérez, así que esta pandilla de facinerosos golpistas, que predicamento moral se puede esperar sobre la sociedad?, los jóvenes piensan, nosotros también podemos salir a pasear con armas a disparar sobre gente inocente” (4)

En este programa que se transmite por un canal youtube llamado macrox21, este peruano de nacionalidad estadounidense, hacia una clara justificación para el inicio de una redada de todo aquel que parezca chavista, se entiende del color, del olor del pueblo. Lamentablemente el manejo mediático que se hizo de la captura de los asesinos de Mónica Spear apoya esta visión.

Como vemos este lamentable hecho, busca justificar el inicio del fascismo en Venezuela. Lo único que falta en el tablero es el líder que decida capitalizar tales esfuerzos mediáticos.
Por nuestro lado, la revolución no puede menospreciar el inconsciente de miedo que ha removido la derecha. Debemos aprovechar este escenario para iniciar un campanazo a la conciencia. Aclarar que este tipo de conductas delictivas están asociadas a la cultura de la sociedad capitalista y que si hemos fallado ha sido por falta de socialismo.

Fidel declaró en la coyuntura del niño Elián: “Cuando nosotros hemos estudiado los casos de los jóvenes que están en prisión entre 20 y 30 años, vemos la procedencia y los niveles culturales de los padres y tienen influencia decisiva, al extremo de que durante la batalla de ideas, nosotros, haciendo todo tipo de investigaciones sociales de esa índole, arribamos a la conclusión de que el delito en Cuba estaba estrechamente asociado al nivel cultural y al status social de los padres; era increíble el bajísimo porcentaje de hijos de profesionales universitarios e intelectuales que delinquían, como era igualmente increíble el número de aquellos que procedían de familias humildes donde no existía esa base cultural. Otro problema influía mucho: la disgregación del núcleo en una familia humilde de bajo nivel cultural. Algunos hijos no se quedaban ni con el padre ni con la madre, sino con una tía, una abuela con dificultades de salud u otros problemas, esto ejercía notable influencia en el destino del niño. Fue cuando utilizábamos aquellas brigadas universitarias que visitaban los barrios más pobres, o cuando un día decidimos movilizar 7 000 estudiantes a los que después entregué a cada uno un diploma, los firmé en el avión, venía de África; por el camino, no se sabe las horas interminables en que firmé miles de diplomas, por el valor que le daba a aquel trabajo. Los visitaba en su tarea, y cómo aprendimos. Había que ver qué pasaba allí en la sociedad. Queríamos saber muchas cosas y no las sabíamos: cómo vivía la gente” (5)

Fidel comprendió y así debemos hacerlo los bolivarianos, que la organización social y las relaciones económicas son los cimientos de la conducta psicológica de las mayorías y por ende de los índices de inseguridad. Esta verdad de Perogrullo se olvida en el combate con la delincuencia reduciéndolo a planes policiales que siempre serán ineficaces. O se remiten a una suerte de genocidio propuesto por el fascismo que lo que traerá será desajustes graves de dolor social. Seriamos una sociedad basada en la carnicería de sus hijos, una senda de sangre de difícil recuperación.

El único camino cierto para resolver la inseguridad es el Socialismo, no hay atajos. O superamos la cultura del egoísmo e instauramos la cultura del amor, o la humanidad será inviable. Lo que pasa en Venezuela, lo repetimos, sucede por exceso de capitalismo y por falta de Socialismo.

Fuentes y pie de página:
1: Elián González (nacido el 6 de diciembre de 1993) es un cubano que protagonizó un incidente de significativa relevancia en los medios de comunicación en el año 2000, a raíz de su llegada a los Estados Unidos y la posterior devolución a la custodia de su padre en Cuba.
2: Mónica Spear actriz y ganadora del concurso Miss Venezuela 2004.Fue asesinada junto a su esposo el 6 de enero de 2014 en una autopista del céntrico estado de Carabobo, cuando el vehículo donde se trasladaban estaba siendo remolcado por una grúa. Al llegar los delincuentes, la familia entró en el vehículo donde fueron ultimados. Su hija sobrevivió a un disparo en la pierna.
3: Radar de los Barrios con Belen Marrero Enero 8, 2014 (http://www.youtube.com/watch?v=oKn4JzG76zM)
4: Jaime Bayly asesinato de Mónica Spear (http://www.youtube.com/watch?v=cwXGKcEiuss)
5: Discurso pronunciado por Fidel Castro Ruz, Presidente de la República de Cuba, en el acto por el aniversario 60 de su ingreso a la universidad, efectuado en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, el 17 de noviembre de 2005


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista