Revista Sociedad

Señales para identificar a una familia estresada

Publicado el 06 septiembre 2017 por Ronerborg @unanimeradionet

#Salud Señales para identificar a una familia estresada

Una familia estresada trae consecuencias muy graves para cada uno de sus miembros. Las frustraciones de los adultos influyen en gran proporción sobre los niveles de estrés de los niños. Si no haces algo al respecto, pronto la paz del hogar se convertirá en un entorno en el que nadie se sentirá cómodo. Vivir rodeado de tensiones no hace bien a nadie y por ello es necesario darle solución a esta situación antes de que se agrave.

El estrés es el mal del siglo XXI, pero no por ello debemos desesperarnos. Una familia estresada puede salir adelante siempre y cuando busque ayuda y mantenga una actitud proactiva. Ahora, desde tu perspectiva de adulto, ¿crees que la convivencia familiar se ha tornado más compleja a causa del estrés? Podrás confirmarlo con las señales que te presentaremos a continuación.

Incluso a un adulto le cuesta deshacerse del estrés. Todos los seres humanos somos capaces -en mayor o menor medida, de acuerdo a nuestras herramientas- de minimizar el estrés. Ante los niños, los adultos debemos dar el ejemplo y ayudarles a manejar el estrés para que, poco a poco sea capaz de enfrentarse a él.

Gran parte de lo mejor que hay en nosotros está ligado a nuestro amor a la familia, que sigue siendo la medida de nuestra estabilidad porque mide nuestro sentido de la lealtad. Todos los otros pactos de amor o temor derivan de ella y se modelan sobre ella.

–Haniel Long–

¿Cómo saber si vives en una familia estresada? Aprende a reconocer las señales

  1. Se alteran las rutinas de sueño. Una de las principales consecuencias del estrés es el cambio drástico en los hábitos de sueño. La falta de descanso en los miembros de la familia, causa ansiedad e irritabilidad. Estas dos últimas condiciones desencadenan discusiones, pleitos y tensión emocional en las personas.
  2. Los gritos y conflictos verbales son cada vez más frecuentes. Entre más intensa sea la situación de una familia estresada, hay más gritos e inconformidades. Suavizar el tono de voz y disminuir el volumen, son acciones eficaces en momentos de alteración. En estas circunstancias, lo mejor es respirar profundamente, dar y recibir un abrazo.
  3. Los miembros de la familia evaden el momento de la cena familiar. Cuando una persona en la familia está estresada, tiende a evadir los momentos de encuentro. Una buena idea para combatir esta señal de alarma, es propiciar un  momento agradable durante la cena. Haz que cada persona de la familia escriba algo positivo sobre quienes están presentes en la mesa. Pon cada frase en un cesto y léelos en voz alta antes de comenzar a comer.
  4. Hay conflictos en el trabajo o en la escuela. El estrés afecta la capacidad para concentrarse y organizar el tiempo. Si alguien de la familia empieza a mostrar dificultades para realizar actividades laborales o académicas, la situación requiere de atención. Es pertinente identificar las acciones que desencadenan el estrés y llegar a acuerdos para manejarlas de una forma sana.
  5. Las rutinas diarias son demasiado agitadas. Ir corriendo por la vida de actividad en actividad hace que la familia se sienta ansiosa. El estrés y la ansiedad traen consecuencias físicas como la tensión muscular o los problemas digestivos. Recuerda que siempre hay que oprimir el botón de pausa en la rutina para tomar un respiro y continuar con el día.

 Signos de estrés en los niños.

Los niños pueden llegar a sentir más estrés que los propios padres si las situaciones no se manejan adecuadamente.

  • Cambios en la rutina de alimentación: comer mucho más o menos de lo habitual.
  • Problemas para conciliar el sueño y pesadillas.
  • Dolores abdominales y de cabeza.
  • Interacciones poco saludables con los padres, los hermanos y los compañeros de juego y estudio.
  • Aislamiento en las situaciones que le exigen interactuar.
  • Disminución en el rendimiento académico.

Signos de estrés en los adolescentes

Los adolescentes no solo se estresan por circunstancias familiares. También la vida social, sus actividades extra curriculares y los cambios que experimentan, los hacen susceptibles al estrés.

  • Cambios en las rutinas de sueño, de alimentación y en las actividades diarias.
  • Aumento o aparición de comportamientos riesgosos (consumo de alcohol, nicotina u otros estimulantes).
  • Síntomas constantes de malestar físico y emocional.
  • Expresión de sentimientos de preocupación, tristeza, confusión, angustia y enojo.

Signos de estrés en los adultos

Con frecuencia varían entre hombres y mujeres. Lo más importante para identificar a una familia estresada, es percibir los cambios en las actitudes y acciones típicas en cada persona.

  • A nivel físico pueden presentarse síntomas como el dolor de cabeza y espalda, aumento o pérdida de peso y afecciones en la piel.
  • Concentración excesiva en la situación que causa el estrés.
  • Pérdida de la memoria y la atención.
  • Ausencia de motivación por las actividades diarias.
  • Problemas en la relación de pareja.
  • Excesiva irritabilidad, sentimientos de culpa y depresión.

Si notas alguno de estos signos en tu familia, es momento para revertir los conflictos y convertirlos en oportunidades para convivir. La comunicación adecuada y la capacidad para expresarse con libertad, son indispensables para evitar que tengas una familia estresada y agobiada por las dificultades.

El estrés, principal enemigo de la salud femenina

No es que antes el estrés no existía, pero por alguna razón en épocas reciente sus niveles han aumentado. La salud femenina se ve comprometida por esto Ver más »

La entrada Señales para identificar a una familia estresada se publicó primero en Unánime Radio.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista