Revista Deportes

Ser central izquierdo en el Real Madrid

Publicado el 09 mayo 2015 por Futbolgol

varane real madrid

La ausencia práctica de un centrocampista de garantías, hizo que Ancelotti probara con Sergio Ramos en el centro del campo durante varios partidos culminados con la derrota en Turín, donde fue uno de los señalados. Un daño colateral de esta decisión fue que Varane pasara a ser el central izquierdo y otro de los señalados en la derrota.

Pepe, como central derecho y Ramos, como izquierdo, ha sido la pareja de centrales más habitual a lo largo de la presente temporada, con resultados positivos. Varane, en el teórico rol de tercer central, ha ido teniendo minutos, su proyección es elevada y su necesidad de jugar es mayor que la de un teórico suplente. Ahora bien,  sus actuaciones cambian mucho cuando tiene que sustituir al portugués o al español.

Los perfiles en el centro de la defensa no se suelen analizar demasiado, pero son fundamentales para el buen funcionamiento de una posición tan sensible. Lo más ortodoxo es que cada uno de los lados esté ocupado por un jugador a pierna natural, es decir, en la derecha un diestro y en la izquierda un zurdo. Dos ejemplos muy claros de esto son Mathieu en el Barça e Íñigo Martínez en la Real Sociedad. La segunda opción es que el central izquierdo sea un diestro, pero no todos los jugadores se adaptan a jugar ahí. Es necesario realizar otro tipo de movimientos, tanto con balón como sin él.

Varane se encuentra en la circunstancia de que, siendo un excelente central, en el rol de central derecho sus actuaciones rara vez bajan del notable y muchas veces alcanzan el sobresaliente. Sin embargo, cuando ocupa el lado siniestro, le cuesta aprobar ¿por qué?

Pues aparte de que requiere un periodo de adaptación, el Real Madrid, en su lateral izquierdo tiene una bomba de relojería, Marcelo, jugador extremadamente útil en ataque pero muy descuidado en defensa. En Turín, por ejemplo, no realizó un buen partido, jugó casi todo el partido como interior, dejando de lado la banda. Para Varane, esto suponía salir a cerrar a Lichtsteiner, cuando subía por la banda, o a los delanteros, cuando caían a ella, dejándole en una situación muy delicada. Cuando Marcelo está bien, habitualmente retorna a su posición para, al menos, incomodar al jugador que debe marcar pero cuando no está bien provoca un agujero defensivo considerable.

En definitiva, Varane es un jugador joven, que juega maravillosamente bien como central derecho y que tiene tiempo para aprender a jugar en el otro sector, pero al que no hay que lanzar a los leones poniéndole a un jugador tan anárquico como Marcelo, sino se corre el riesgo de quemarle.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas