Revista Opinión

Ser feliz es gratis y un post de deborah garcia bello

Publicado el 14 diciembre 2017 por Johnny Zuri @johnnyzuri
SER FELIZ ES GRATIS Y UN POST DE DEBORAH GARCIA BELLOSER FELIZ ES GRATIS Y UN POST DE DEBORAH GARCIA BELLO

SER FELIZ ES GRATIS Y UN POST DE DEBORAH GARCIA BELLOSER FELIZ ES GRATIS Y UN POST DE DEBORAH GARCIA BELLO – La palabra «trabajo» deriva del latín tripalium, que era una herramienta similar a un cepo con 3 puntas que se empleaba para sujetar a los caballos y herrarlos. Asimismo se utilizaba como instrumento de tortura para castigar esclavos. Tortura, atormentar, causar dolor. Eso es el trabajo.

En la actualidad vivimos por inercia y creemos que a más trabajo mas exitosos somos. Yo vengo de una familia pobre, muy pobre y muy “trabajadora”. La verdad es que a mis tíos y a mi padre no les quedó otra que “trabajar como mulos”. Para ellos trabajar duro y sin parar era la única forma de salir adelante, y “sacar como Dios manda” a una familia. El machismo les impuso que debían de ser ellos, y no ellas, quienes debían eslomarse en la obra, o en el campo, para llevar el dinero a casa. Y poder comprar lavadoras, frigoríficos, coche, y a lo mejor hasta poder llevar a la familia a Benidorm en verano. No quiero decir que la vida de ellas fuera fácil, al contrario, también el machismo les tenía reservado otro ingrato papel, el de sumisas esclavas del hogar y de la familia y serviciales sin rechistar para con el “cabeza de familia”.

La madre que parió a esos tiempos, de cuando yo era niño. Menos mal que muchos (no todos) aprendimos que había que evolucionar.

Pero me temo que en muchos aspectos estamos peor. Hoy dedicamos toda nuestra energía (ellas también) a metas externas, olvidando las cosas realmente esenciales. Nos preocupamos por ascender en el trabajo, con independencia de qué deseamos hacer con nuestra vida. Ascender por ascender, sin importar un mínimo para qué exactamente. Sin importar si realmente sabemos qué necesitamos realmente para ser felices, que es lo que debiera importarnos aunque casi siempre se nos olvida.

SER FELIZ ES GRATIS Y UN POST DE DEBORAH GARCIA BELLONos han metido en el coco que debemos hacerlo todo para ser el mejor. Como si la vida fuese una estúpida competición y no un tiempo para disfrutarlo en este precioso planeta. Nos hemos acomodado a perseguir la inconsciente meta de «ser el mejor», dice Deborah en su artículo, en vez de la virtuosa tarea de «ser mejor».

Es ya un hábito el dedicar el tiempo de ocio, que debiera ser para leer, disfrutar de la música, ver películas o bien jugar, a alargar el trabajo. Las únicas lecturas de personas son libros que prometen la mayor productividad, el mejor desempeño. Estoy hasta los cojones de palabras necias como liderazgo, coaching, rentabilidad, éxito.

SER FELIZ ES GRATIS Y UN POST DE DEBORAH GARCIA BELLO
¿Exito? Menuda majadería.

¿De que te sirve ese supuesto éxito si te pasas la vida trabajando como un mulo. A mis padres y a mis tíos no les quedaba más remedio que trabajar como borricos, pero no era para tener éxito, sino para sobrevivir “decentemente”. Yo reivindico mi derecho a trabajar justo lo necesario para pagar mis gastos inexcusables y que me sobre un poquito para disfrutar de las cosas más sencillas de la vida. Mientras otras y otros se pasan el día buscando el éxito, yo paro de escribir cuando me apetece, los miro, y me descojono, me dan pena, de verdad. ¿Que pena? que les den… por idiotas.

En fin, que a mi no me van a pillar ya en la rueda de una de esas empresas que te atrapan y te convierten en su esclavo. No, a mi no me atrapa una de esas americanizadas empresas a las que tienes que pedir permiso para intentar cada día volver a tu vida, a tu familia, a la realidad, si es que aún recuerdas como es.

SER FELIZ ES GRATIS Y UN POST DE DEBORAH GARCIA BELLO

La primera vez que tuve una sensación mala de verdad fue cuando hice la mili, y en un Tercio de la Legión, entre patadas, nos decían, “pertenecéis al Ejercito, a la patria, la bandera es vuestra novia, la Legión es ahora vuestra familia y la muerte vuestro destino”. Pensé, “joder donde demonios me he metido”. Me piré de allí en cuanto pude… dos años después. Pero años más tarde reconocí a otros incautos como yo en sitios parecidos, pero ya no eran el ejercito, sino empresas españolas muy dadas al coaching, a llevarse a los trabajadores a pegar tiros con balas de pintura, y todas esas historias. ¡Ay, que mundo este que hemos creao“.

De estas cosas nos habla con mucho acierto DEBORAH GARCIA BELLO. La he leído y por eso tengo que recomendaros su blog y en especial este artículo, que no tiene desperdicio: Estamos convirtiendo el ocio en trabajo – El Observador de la Belleza

·Por cierto Deborah, si me lees, siempre es de agradecer la reciprocidad, entre colegas.  😉 


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :