Revista Educación

Serguéi

Por Siempreenmedio @Siempreblog

Serguéi no es la solución a tus problemas, pero sí puede curar más de uno de tus males.

Serguéi te transporta a sitios donde ninguna compañía aérea (ni espacial) llega. Te sumerge en tu propio ser, en las entrañas que tenías más olvidadas, en los sentimientos de los que siempre has querido deshacerte y nunca has podido.

Serguéi no fue buen estudiante. Falsificó notas y lo echaron de algún conservatorio. Siempre estuvo jodido de dinero, en todos los sitios donde vivió: Rusia, Francia y EEUU. No fue de los más prolíficos, pero lo que escribió es bocatto di cardinale. Está considerado uno de los compositores más influyentes del siglo XX y como pianista fue un crack (algo que no siempre sucede con los compositores).

Para mi es uno de los mejores. Porque fue romántico, visceral y estuvo atormentado. Y un compositor con tormento siempre funciona mejor que uno sin problemas.

Estas Navidades dale una oportunidad a Sergei Vasilievich Rachmaninoff, uno de los mayores genios que ha dado la música (no solo clásica) de toda la historia. Escucha cualquier cosa que te caiga en las manos y tenga su firma.

Para mi es especial porque me recuerda a alguien. Pero a ti te bastará con escucharlo una vez para enamorarte de este grande.

Dejo por aquí uno de los conciertos más increíbles que jamás he escuchado (y he escuchado unos cuantos). Rachmaninoff tocándose así mismo. Siempre hago el mismo chiste. Estoy seguro de que a él le haría gracia.


Volver a la Portada de Logo Paperblog