Revista Cultura y Ocio

Sigmund Freud, mi padre. Martin Freud.

Publicado el 05 junio 2014 por Kabuki

Sigmund Freud, mi padre. Martin Freud.
Editorial: Paidós
Autor: Martin Freud
  
Cuando en ocasiones, [email protected] encuentra en su camino un libro, que le sugiere la posibilidad de contener cosas interesantes acerca de un personaje, un tema, o un evento, hace que nuestras expectativas nos lleven irremediablemente a él.Más o menos ha sido lo que me ha sucedido. Estaba buscando una biografía, me encontré con ésta en el camino, y me puse a ello pensando que podría ser interesante acercarme a la figura del padre del psicoanálisis de la mano de su propio hijo.Y realmente, me he acercado a Freud de la mano de su hijo, pero he de reconocer que me ha decepcionado.Martin Freud, en el ánimo de desdibujar la habitual imagen seria e inquebrantable del científico, pretende acercarnos a un hombre familiar, amigo de las cosas pequeñas y de la tranquilidad del hogar. Para conseguirlo, obvia comentar  ninguno de los estudios realizados por su padre, sus movimientos en el ámbito de la investigación o cualquier otro aspecto que tenga relación con su trabajo. Y es precisamente la omisión de datos relacionados con el trabajo del protagonista, lo que se echa terriblemente de menos en la biografía.Así, buscando exaltar la figura humana y familiar de su padre, enumera un montón de anécdotas de su vida en común.Describe una familia pudiente, donde la madre se encargaba de la educación de los hijos y la organización del hogar, ayudada por el servicio, mientras un atareadísimo Freud aparecía poco en sus vidas a excepción de momentos puntuales o las propias vacaciones .  A pesar de ser estos momentos mas breves de lo que deseaban, eran de tal intensidad que ninguno de sus hijos creció con la sensación de ausencia por parte de su padre.Compañero de travesías de montaña, padre confidente y reflexivo, Martin Freud evoca a su progenitor como un padre-compañero, pendiente de todos ellos y a quienes observa en la distancia y cuida hasta el final de sus días. De esta manera, cumple con su cometido, le honra como padre, nos acerca a su yo mas familiar pero nos priva de un montón de material a su alcance con el que podría haber enriquecido esta historia. 

Volver a la Portada de Logo Paperblog