Revista Opinión

Sobre cómo reconocer al vicioso

Por Beatriz
autor: blog Agua Viva
Hay algo que me faltó mencionar en mi respuesta al padre Fortea sobre sus escritos a favor del padre Maciel:  cómo reconocer al vicioso.
Lo voy a hacer con la ayuda de una pastilla de sabiduría de un gran santo como San Francisco de Sales:
"No digas: «Fulano es un borracho», por haberle visto embriagado una vez; ni le llames adúltero por haber visto que cayó en este pecado 1...]. Paróse una vez el sol para contribuir a la victoria de Josué; oscurecióse otra en testimonio de la victoria del Salvador. ¿Diremos por esto que es innoble u oscuro? Una vez se embriagó Noé, otra Lot, y éste, además, cometió un gravísimo incesto; sin embargo, a ninguno de los dos se puede llamar borracho, ni a Lot incestuoso. No fue San Pedro sangriento porque una vez derramó sangre; ni porque blasfemó en una ocasión, blasfemo; que el nombre de vicioso o virtuoso se adquiere por la continuación y el hábito; así que es impostura tratar a uno de colérico o ladrón por haberle visto una vez encolerizarse o robar" (SAN FRANCISCO DE SALES, Introducción a la vida devota, 3, 29).
 
El nombre de virtuoso o vicioso se adquiere por la continuación y el hábito.
 
En Maciel hubo hábito de obrar mal, vicio, vicioso. 
 
Que esto nos ayude para saber discernir entre un error cometido una sola vez y el hábito de obrar mal.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas