Revista Opinión

Sobre el Diseño Inteligente

Publicado el 13 enero 2010 por Hugo

Sobre el Diseño InteligenteLeo en Mètode, una revista de divulgación científica de una calidad y un rigor excepcionales:

La propuesta del DI se basa en conceptos como el de la «complejidad irreducible» de las estructuras biomacromoleculares. El bioquímico de la Universidad de Lehigh Michael Behe presenta esta noción neocreacionista como una alternativa a la evolución por selección natural. Pero así como Wasmann y sus seguidores tenían como punto de referencia la excelencia científica de Pasteur, Behe sólo se basa en la ignorancia, la supuesta incapacidad actual de explicar el origen y evolución de determinadas estructuras celulares.
Conviene señalar que no hay nada nuevo en la fascinación por el diseño aparente en la naturaleza porque, aunque no lo reconozcan, los defensores del DI son descendientes intelectuales del reverendo William Paley. Simplemente, trasladan la admiración ante la estructura y adaptación de un ojo a las intimidades subcelulares y eligen como súmmum de la complejidad la motilidad bacteriana. Si el proceso contra el maestro rural que explicaba evolución, inmortalizado en la película Inherit the wind, fue conocido como el «juicio del mono», el de Dover ha sido el «juicio del flagelo bacteriano».
Sin embargo, un análisis bioquímico detenido de la noción de complejidad irreducible y de otras afirmaciones extravagantes de los defensores del DI nos muestra que ésta –como las otras aproximaciones vitalistas a los fenómenos biológicos– no es una hipótesis testable científicamente. Más bien nos encontramos ante una bioquímica obsoleta e incorrecta que sirve de disfraz a la seudociencia del creacionismo.
[...] Nos percatamos así hasta qué punto los partidarios del DI subvierten el procedimiento científico. Una hipótesis científica se debe contrastar con hechos y observaciones que la apoyen o la rechazen pero nunca se debe basar en la incapacidad explicativa de otra hipótesis.
[...] La única prueba a favor del DI que nos aporta Behe es su vagancia intelectual.
[...] El DI no se puede separar de sus antepasados religiosos y creacionistas y, por lo tanto, se trata de una nueva incursión del vitalismo, la magia y la mitología, esta vez con un disfraz tejido con una bioquímica de muy baja calidad. Por suerte, esta vestimenta es fácil de arrancar y no puede esconder la vergüenza de una visión oscurantista de la naturaleza con la que no tenemos absolutamente nada que ganar pero sí muchísimo que perder.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas