Revista Opinión

Solo olvidándome de mí mismo puedo llegar a encontrarme

Por Javier Martínez Gracia @JaviMgracia
SOLO OLVIDÁNDOME DE MÍ MISMO PUEDO LLEGAR A ENCONTRARME

   “No hay sentido sin trascendencia de sí” (Jean Grondin[1]).

●●●●●●●●●

  “Solo en la medida en que yo me retraigo, en la medida en que niego mi propio ser, se me hace visible algo que es más que yo mismo, Esa autonegación es el precio que debo pagar por el conocimiento del mundo, el precio que me permite alcanzar el conocimiento del ser, un conocimiento que será algo más que la expresión de mi propio ser. En suma: yo debo pasarme por alto a mí mismo” (Viktor E. Frankl(2)).

●●●●●●●●●

   “El hombre está siempre orientado y ordenado a algo que no es él mismo; ya sea un sentido que ha de cumplir ya sea otro ser humano con el que se encuentra. En una u otra forma, el hecho de ser hombre apunta siempre más allá de uno mismo, y esta trascendencia constituye la esencia de la existencia humana” (Viktor E. Frankl(3)).

                     ●●●●●●●●●

    "El deseo de una verdad trasciende de sí mismo, se deja atrás a sí mismo y va a buscar la verdad" (Ortega y Gasset (4)).

●●●●●●●●●

    “Yo soy yo y mi circunstancia, y si no la salvo a ella, no me salvo yo” (Ortega y Gasset[5])


[1] Jean Grondin: “Del sentido de la vida. Un ensayo filosófico”, Barcelona, Herder, 2011, p. 62

[2] Viktor E. Frankl: “El hombre doliente”, Barcelona, Herder, 1987, pp. 37-38.

[3] Viktor E. Frankl: “El hombre doliente”, Barcelona, Herder, 1987, p. 11.

[4] Ortega y Gasset: “¿Qué es filosofía?”, O. C. Tº 7, pág. 392.

[5]Ortega y Gasset: “Meditaciones del Quijote”, O. C. Tº 1, p. 322.



Volver a la Portada de Logo Paperblog