Revista Solidaridad

Soy como tú, por Rubén Juy

Por Aparcamientodiscapacitados
Rubén Juy [@ruben_juy_9]Estudiante
Esta misma mañana caminaba por una calle cualquiera de Salamanca, cuando de repente, en una esquina, pude ver que había una cartera tirada en el suelo, y al lado una señora intentando cogerla desde su silla de ruedas. ¿Se pueden creer que pasaron a su lado más de 20 personas y ninguna se paró a recogerla? La miraban con extrañeza al ver que no conseguía alcanzarla, a pesar de intentarlo con todas sus fuerzas. Había algunos, que hasta esquivaban la cartera en el suelo para no pisarla.
¿Es posible que en los tiempos en los que nos encontramos ocurran este tipo de fenómenos?
Da vergüenza que se siga viendo a estas personas como extraterrestres, como algo extraño, raro e incluso peligroso.
Perdonadme las expresiones pero ya sea por vocación profesional o por vocación vital, me salen solas.
Hay veces que se nos olvida que aquello que va en esa silla de ruedas es una PERSONA señores, si, es una persona, totalmente igual que cualquiera de ustedes, bueno, igual no, con algo menos de suerte y algo más de corazón.
Volviendo al tema, por fin, después de casi dos minutos de reloj, un chico se agachó, agarró la cartera y se la dio a la señora, que no le pudo dar otra cosa que no fuera una sonrisa.
¡Eso es lo que de verdad duele! Duele que esas personas valoren la vida como nadie, duele que esas personas con nada sean felices y tú, que lo tienes todo, no lo sepas aprovechar. Duele saber que ellos si han sabido afrontar sus problemas y ahora tienen fuerzas para sonreír. En cambio nosotros nos ahogamos en un vaso de agua, hacemos un drama por cualquier cosa, en fin, somos tan ruines de no mostrar una simple sonrisa, y es gratis, que si cobraran…
¿Qué pretendo con esto? Hacer una llamada a la lógica, a la bondad, a comportarnos con estas personas como si fueran lo que son, personas. Que se nos quiten de la cabeza las palabras: “retrasado”, “inútil”, “mongolito”, “subnormal” y paro de decir porque no acabaría ni mañana.
Señores, si algo me ha enseñado mi película preferida Forrest Gump es que: “tonto es el que hace tonterías”, y no una persona que te sonríe, que te aprecia, que te quiere.
Mucho tiene que mejorar esto para que podamos decir algún día que ya hay más personas que gente, para que se acepte a cada cual como es, para que todo esto tenga algo de sentido.
Yo, desde mi humilde postura, seguiré intentándolo, seguiré poniendo mi diminuto grano de cordura en este gran desorden, y os invito a todos a que me ayudéis. Os invito a que luchéis por estas personas, porque os recuerdo que tengan o no discapacidad, son personas.
Se despide un chico que hoy podrá dormir a pierna suelta, con una imagen clavada en su mente, la de una amable señora sonriéndole satisfecha con su cartera en la mano.
http://ciudadrodrigoaldia.es/2013/10/13/soy-como-tu-por-ruben-juy/
Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.

Volver a la Portada de Logo Paperblog