Revista Cultura y Ocio

Sting. “Fragile”

Publicado el 12 diciembre 2017 por Raúl Rn

La noche del 13 de noviembre de 2015 fallecieron 137 personas y resultaron heridas 415 en una serie de ataques terroristas reivindicados por la organización yihadista Estado Islámico. La mayor parte de estas víctimas murieron en el teatro y sala de conciertos Bataclan, mientras actuaba el grupo de rock Eagles of Death Metal. La sala fue cerrada tras esta tragedia y no volvió abrir hasta un año después, el 12 de noviembre de 2016, con un concierto del británico Sting. El ex­Police comenzó su actuación con una breve reflexión, seguida de un minuto de silencio y, después, la primera canción que tocó aquella noche: "Fragile", un tema emocionante que nos habla de la fragilidad de ser humano y de lo errado que resulta el uso de la violencia para resolver nuestros conflictos. Sting compuso "Fragile" pensando en Benjamin Linder, un ingeniero civil estadounidense abatido por la "Contra" nicaragüense, el 28 de abril de 1987, cuando se encontraba trabajando en un proyecto hidroeléctrico para suministrar energía a las zonas deprimidas del norte de Nicaragua. Esta canción formó parte de su exitoso segundo disco de estudio, " ...Nothing Like the Sun" (1987), desde mi punto de vista uno de los mejores trabajos de Sting en solitario. El título tiene su origen en el soneto número 130 de Shakespeare: "My mistress' eyes are nothing like the sun". No sabría muy bien cómo catalogar este álbum, porque en él confluyen diferentes estilos: rock, pop, jazz, reggae, etc.; en cualquier caso, estamos ante una excelente producción, en la que podemos disfrutar del Sting más inspirado y, también, de un grupo de músicos de renombre que lo acompañaron en esta grabación: Brandford Marsalis, Gil Evans y su orquesta, Eric Clapton, Mark Knopfler, Rubén Blades, Annie Lennox o su ex­compañero Andy Summers. " ...Nothing Like the Sun" está plagado de excelentes canciones, la mayor parte escritas por él, como "Fragile", " We'll Be Together", " An Englishman in New York" -inspirada en la figura del exiliado británico Quentin Crisp-, " They Dance Alone" -dedicada a los "desaparecidos" de las dictaduras latinoamericas-, "The Lazarus Heart" o " Sister Moon"; además de una versión de Jimi Hendrix, el tema " Little Wing", que contó con la colaboración musical de Gil Evans. Unos meses después de publicarse este álbum, se editó un Ep ("Nada como el sol", 1988) con cinco cortes de " ...Nothing Like the Sun", entre ellos dos versiones de "Fragile", una en portugués y otra en español.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :