Revista Erotismo

Sueños eróticos

Por Gcdmartinez @libro_en_blanco

Imagen: Entretengo.


Sueños eróticos

Nadie nos puede condenar por un sueño erótico, no importa quién sea el personaje que protagonice la escena, tu pareja, tu ex, tu amigo. Soñar es una actividad creativa que surge de lo más profundo del ser humano y aunque muchos hombres y mujeres se sientan culpables, es algo natural e inconsciente.

Desde simples romances a las escenas más calientes, todo el mundo tiene sueños eróticos, pero muy pocos lo reconocen. Y, sin embargo, dicen mucho de nosotros y de nuestra sexualidad.

En cuanto al origen de los sueños eróticos, los psicoanalistas son formales: los sueños eróticos no aparecen por casualidad y serían el fruto de deseos vividos durante el día. Por ejemplo, si un hombre te ha impactado durante el día, es muy probable que sueñes con abrazos ardientes con él.

Diferentes estudios sobre el contenido de los sueños revela que casi el 70% de los sueños están relacionados con sentimientos de ansiedad, enojo o tristeza, en tanto que los sueños de contenido agradable apenas alcanza el 20% y sólo el 1% de los sueños tiene carácter erótico o poseen algún tipo de vivencia sexual.

En algunos casos, el contenido del sueño podría evaluar el grado de represión o negación afectiva y sexual que una persona no puede canalizar en su vida social, mientras que en otros, el significado del sueño expresará la amplia gama de posibilidades sexuales que puede disfrutar la persona.

> Características de los sueños eróticos:
1. Manifiestan los conflictos y las necesidades emocionales ocultas en nuestro inconsciente.
2. Generalmente son muy distintos a la conducta sexual y social que practicamos cuando estamos despiertos.
3. Pueden ser violentos, disparatados, arrebatadores o perversos.
4. Muy a menudo los sueños eróticos están acompañados de deseo sexual.
5. Están presentes a lo largo de la vida de las personas.

Freud señala que en todo sueño anida un deseo reprimido. Un sueño erótico está relacionado con temor (puede ser a la intimidad), ansiedad y necesidades. Estos temores y necesidades se reprimen en la vida cotidiana por ser situaciones amenazadoras y que no se han encarado.

> Sueños eróticos en las mujeres.
Se cree que mientras el 80% de los hombres ha tenido sueños eróticos, sólo el 40% de las mujeres lo han experimentado; sin embargo esto no es tan cierto, ya que muchas más mujeres han tenido esta clase de episodios pero no lo expresan abiertamente, debido a las formas limitantes en que han sido educadas.

Entre mujeres y aunque este tipo de sueños se dan ocasionalmente, en algunos casos han experimentado un orgasmo; aunque en esos momentos no haya incremento de la lubricación vaginal o algún tipo de eyaculación.

Los sueños eróticos femeninos tienden a aumentar antes de la menstruación y la ovulación, así como durante el embarazo. Su contenido sexual es más frecuente entre menos actividad sexual exista en la vida real.

Para algunas mujeres el contenido del sueño puede ser aterrador, doloroso y frustrante, demostrando la violencia real o negada que no pueden canalizar en su vida social.

También es común que las mujeres más inhibidas sexualmente, experimenten sueños con violaciones o acoso sexual de personas extrañas o desconocidas.

En los casos donde la mujer tiene una vida sexual más activa, pero experimenta alguna clase de frustración, puede soñar con alguna persona conocida, con quien tiene fantasías, alcanzando actos eróticos gratificantes para ella durante la acción onírica.

Las mujeres tienden a tener sueños eróticos con conocidos, debido a que la relación personal y duradera es un aspecto muy valorado por la psicología femenina.

> Los sueños eróticos de los hombres.
Comúnmente en estos sueños, los hombres suelen aparecer con mujeres que no conocen; despampanantes, fogosas y desinhibidas, quienes los desean apasionadamente y que están dispuestas a cumplir sus fantasías.

Un sueño muy común entre los hombres, está relacionado con el placer de la dominación total hacia las mujeres que anhelan y no pueden conquistar.

A lo largo de los sueños eróticos, el hombre puede tener una erección y llegar a eyacular, sobre todo durante su juventud y cuando no existen prácticas sexuales con eyaculación en su vida cotidiana.

Los sueños eróticos acompañados de la eyaculación, están presentes en la mitad de los chicos adolescentes alrededor de los 15 años; se denominan también polución nocturna o sueños húmedos. Este hecho ocurre también en la vejez.

> ¿Hay que tener miedo?:
¡Pues claro que no!. Estos sueños no son signo de problemas, sino al contrario, son signos de una buena salud psíquica. Tus sueños, aunque son la traducción de deseos carnales o sexuales inhibidos y de los que no eres responsable, no deben confundirse con la realidad. Así pues, ni te sientas culpable ni pienses que sufres algún tipo de perversidad.

Fuentes: En femenino / El kiosko.

33

 


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog

Revistas