Revista Ciclismo

Superar zonas con agua con la bicicleta de montaña

Por Rafael @merkabici

Uno de los encantos del ciclismo de montaña es la cantidad de circunstancias diferentes que pueden darse en una misma ruta. Una de ellas puede ser tener que cruzar algún punto donde haya abundante agua.

Evidentemente no vamos a poder cruzar un caudaloso río con nuestra bicicleta, pero sí podremos enfrentarnos sobre todo a arroyos y a ríos de poco caudal, así como charcos que se forman en épocas lluviosas.

Superar zonas con agua con la bicicleta de montaña
La confianza y seguridad que tengamos en nosotros mismos es fundamental para poder superar tramos con agua con nuestra bicicleta de montaña.  - piopialo          

Seguridad para superar tramos con agua

Una de las claves para poder superar un tramo de este tipo es la confianza y seguridad en nosotros mismos que tengamos. Si entramos en un tramo con agua dudando y con miedo tendremos muchas probabilidades de irnos al suelo.

En este tipo de situaciones lo más recomendable es bajarse de la bicicleta, colgárnosla al hombro y pasar caminando, aunque nos mojemos los pies y las piernas.

agua

Cruzar tramos hondos de agua

En alguna ocasión nos podremos enfrentar a algún tramo que tenga una profundidad notable. Nos referimos a profundidades que no superen la altura de la rodilla, que para pasarlo montados en una bicicleta hay que tener cierta técnica.

En estas situaciones el objetivo no es cruzar el arroyo o charco a gran velocidad, sino simplemente cruzarlo sin tener que bajarnos de la bicicleta.

Para ello deberemos utilizar un desarrollo corto, que nos permita llevar una buena cadencia dentro del agua. Uno de los mayores inconvenientes de estos tramos es que no vemos lo que hay en el fondo, por lo que tendremos que dejar que la bicicleta escoja libremente la trazada.

Tendremos que sujetar el manillar con firmeza pero dejándole libertad de movimiento.

agua

Cruzar tramos poco profundos

En el caso de tener que cruzar un tramo con poca profundidad la velocidad será un gran aliado para ayudarnos a superarlo. Si entramos con decisión y una buena velocidad lo podremos superar sin problemas.

Al igual que en el caso anterior, puede ser que no veamos el fondo. Tendremos que sujetar el manillar con firmeza pero dejando la libertad de movimientos para que la propia bicicleta escoja la mejor trazada.

En cuanto al desarrollo no es necesario llevar mucha cadencia, y podremos llevar un desarrollo más largo que en la situación anterior. 

agua


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas