Revista Educación

Superheroínas

Por Siempreenmedio @Siempreblog
Superheroínas

No hace mucho tiempo que mucha gente se quejaba de la "inclusión forzada" cuando a algún guionista o productor se le ocurría poner a mujeres en papeles que tradicionalmente eran interpretados por hombres; recuerden la polémica con la versión femenina de los cazafantasmas, sin ir más lejos. Sin embargo, vivimos ahora un momento de auge de los papeles femeninos en roles tradicionalmente masculinos. Cada vez se producen más títulos protagonizados por mujeres científicas, policías o investigadoras, superheroínas o simplemente mujeres que toman conciencia del lugar que ocupan en nuestra sociedad heteropatriarcal y heteronormativa y se rebelan y se empoderan. Pongo solo algunos ejemplos (sin ningún tipo de orden) de películas protagonizadas por mujeres que, de alguna u otra forma, difieren del rol tradicionalmente atribuido a la mujer:

Cazafantasmas, Aves de presa, Wonder Woman, Capitana Marvel, Ocean's 8, Retrato de una mujer en llamas, Mujercitas, El hombre invisible, Lady Bird, Mad Max Furia en la carretera, Nación salvaje, La caza, Figuras ocultas, Destroyer, Una joven prometedora, Viuda Negra, o las series de televisión Orange is the new black, Muñeca rusa, Jessica jones, El cuento de la criada, La maravillosa señora Maisel, Fleabag, Killing Eve o Wandavisión.

Todas ellas son del 2015 en adelante y, aunque aún se puede ver por ahí a algún idiota quejándose por cómo presentan el feminismo, o a los hombres, o por cualquier otra tontería, lo cierto es que cada vez son menos y cada vez nos acostumbramos más a una nueva normalidad en la que las mujeres no están limitadas a ser la acompañante (en el mejor de los casos) o el premio sexual o afectivo (en el peor) del macho de turno, sino que son las protagonistas por derecho; con sus propios intereses y sus propias normas, reivindicando su independencia del mundo de los hombres y -si es necesario- tomando cumplida venganza por siglos de abusos y discriminación. Parece ser que se confirma que lo que muchos llaman inclusión forzada no es más que baja autoestima, sensación de inferioridad y miedo a perder los privilegios que una sociedad machista nos ha dado a los hombres.

SuperheroínasImperator Furiosa, posiblemente la primera gran heroína fílmica del siglo XXI.

Aún quedan cosas graves por solucionar, como la práctica desaparición de muchas actrices cuando llegan a una cierta edad, que a las que se quedan las confinen en papeles de abuela a partir de los 40 años o que se vean obligadas a operarse para evitar arrugas y poder seguir trabajando delante de una cámara. Pero de estas cosas ya habló muy bien en otro post.

Solo me queda desear que la normalización siga su curso y que existan más películas como Mad Max, Furia en la carretera o Nación Salvaje: películas que reivindican a la mujer de forma brutal y sin concesiones al mainstream, sin complejos y "sin hacer prisioneros". Todas saldremos ganando, porque el futuro será feminista, o no será.


Volver a la Portada de Logo Paperblog