Revista Cine

Suspiria, El anuncio de Gucci más largo y gore de la historia

Publicado el 04 diciembre 2018 por La Henryteca @LaHenryteca
Por Victor Fernández. 

Allá por 1977, Dario Argento, “supuesto maestro” del Giallo italiano, estrenó Suspiria, una película que rápidamente se convertiría de culto dentro del género de terror, aunque su valor es más estético que de verdadera calidad cinematográfica y narrativa. Esta Suspiria tuvo la originalidad de presentarnos unas arquitecturas y unas paletas de colores hasta el momento poco vistas, y que tanto inspirarían a posteriores cineastas. Sin duda, hay que reconocerle un poder imaginativo y visual de lo más potente y reconocible. Pero el guion de Argento nunca llegaba a traspasar lo mínimamente pasable. Una película que nunca llegaba a aterrorizar, y tampoco a interesar en demasía. Ahora, más de cuarenta años después, el director de la tan aclamada Call me by your name, que el año pasado supuso uno de los estrenos más glorificados del año, se atreve a volver a aquel “clásico” de Argento. 


Suspiria, El anuncio de Gucci más largo y gore de la historiaHay que agradecer que, al menos, se trate de un remake que no pretende vanagloriar su original, si no que, desde el principio, decide ir por su cuenta y contar la historia desde una perspectiva totalmente distinta, introduciéndole muchas nuevas explicaciones, que llevan a la película a durar ni más ni menos que una hora más que la de 1977 (hasta un total de 152 minutazos). Para bien o para mal, es un riesgo que su director asume, y que llevan a esta Suspiria a ser una película totalmente distinta a aquella, y que intenta darle otro enfoque (lo que debería ser un remake). Dicho esto, este nuevo enfoque es un desastre absoluto, pues el estilo de Guadagnino recuerda más al de una publicidad, excesiva y ausente de carisma, que al de un narrador competente.

Para empezar, el guion de Dave Kajganich parece desinteresado en el poder de la sugerencia, y pone sobre el papel todos los aspectos y nuevas tramas necesarias para convertir a la película en un ejercicio de aburrimiento y digresiones narrativas que nunca llegan a elaborar un conjunto en condiciones. Todo pretende tener una explicación, aunque a veces no lleguen a ser ni siquiera bien elaboradas. Mientras Argento prefería entrar de lleno en la atmósfera, con una historia de 90 minutos de duración, que dejaba muchos agujeros, pero también unas cuantas sugerencias, aquí Kajganich y Guadagnino prefieren complicar la cosa, dividiendo la película en episodios y epílogo, y llevando el significado de la original, aquello que la hizo, también, algo exageradamente, de culto, a la nada, a la sobre-explicación absoluta.


Suspiria, El anuncio de Gucci más largo y gore de la historia

El desarrollo de sus personajes es bastante digresivo. Uno llega hacia el final teniendo muchas dudas y, sobre todo, empatizando muy poco con todos ellos. Es por eso por lo que la película nunca llega a sobrepasar lo superficial. Intenta jugar al psicologismo, al impacto, recordando a películas como Cisne Negro. Pero Guadagnino parece más preocupado en ocasionar el desagrado del espectador, qué en realmente producir un impacto real, algo que le incomode en la silla. La cara de palo que uno sostiene durante el larguísimo metraje puede recordar a la misma que ponía el genio Buster Keaton en sus joyas mudas. Mucha rotura de huesos, mucha sangre y mucho efectismo sonoro, pero poca enjundia en su fondo. En definitiva, mucho vacío y, por lo tanto, poco interés.

Quizá, lo único destacable, sea la diferencia con su obra original. Uno no se imagina Suspiria sin esa fotografía tan remarcada, sin esa banda sonora tan recordada… Pero esta nueva versión se reinventa y crea su propio universo, visualmente muy distinto, pero aun así bastante remarcable o, al menos, de bastante personalidad. Luego habrá a quien le guste y a quien no. En este caso, Guadagnino opta por ser mucho más elegante, mucho más frío. Hay juego con las arquitecturas, pero no es como en la de 1977. Hay que decirlo alto y claro, el estilo de Guadagnino recuerda más al de un anuncio de Gucci, que a otra cosa. Los admiradores de la publicidad se sentirán encantados, pero la superficialidad de estas piezas es la misma que tiene esta Suspiria de 2018.


Suspiria, El anuncio de Gucci más largo y gore de la historia
Con esto llegamos al final de la película, o al final del episodio seis. Sin entrar en spoiler, sobra decir que el barroquismo a la hora de rodar este insoportable tramo, que la excesividad visual con la que intenta romper su director, no consigue otra cosa que el puro rechazo del espectador hacia tan insoportable sobrecarga estética. El anuncio de Gucci, con cancioncita incluida, que tanto le gusta a Guadagnino, se vuelve estéticamente más feo, pero sigue produciendo el mismo sentimiento, el de estar viendo algo tan superficial como una publicidad de perfumes. Eso sí, la sangre no falta, y los personajes desagradables tampoco. Intenta ser transgresor, pero se queda en el efectismo más barato que pueda uno imaginar.

En definitiva, es una mala película, y un mal remake (a pesar de intentar crear una nueva visión, que hay que reconocerle). El problema es que no consigue interesar en ningún momento, ni tampoco incomodar, ni aporta algo realmente interesante que no hubiese aportado la de Argento (es más, lo interesante que podía tener justo aquella, es lo que aquí se pierde). Suspiria (2018) es aburrida, excesivamente larga y, también, excesiva y efectista. Concluyendo, como bien dice el título de la crítica, estamos ante el anuncio de Gucci más largo y gore de la historia. terrible.


  • [message]
    • ##check## Lo bueno
      • Casi nada. Quizá, que no intente hacer una copia y pega de la original.
    • ##times## Lo malo
      • La excesividad de su director y más en su tramo final. Insoportable.
        El estilo publicitario de Guadagnino, que parece englobar la obra al completo. El guion, lleno de una sobre explicación que no lleva a ningún sitio concreto. 

  • [accordion]
    • Ambientación 5.5
      • La ambientación, diferente a la de Argento, es más fría y pulcra. Quizá es interesante ver como una obra visualmente tan marcada, puede tener otra visión.
    • Desarrollo de Personajes 3.0
      • Tiene mucho más desarrollo que los de Argento, pero sirven para mucho menos. No nos aportan nada, e incluso la sobre-explicación e incorporación de alguno de ellos no se entienden muy bien.
    • Argumento / Guión 2.5
      • Farragoso y aburrido. Juega a lo psicológico, pero todo resulta excesivo, lento y bastante vacío, finalmente.
    • Banda Sonora 3.0
      • Una banda sonora, una vez más, explícita y efectista. Por este lado es por donde viene más el estilo publicitario de la obra, con dos o tres momentos de cancioncitas que producen verdadero rechazo.
    • Entretenimiento 2.5
      • La eternidad de su metraje, y el poco interés que provoca lo que se cuenta, por lo bastante vacía de contenido que es la película (como ya lo era, en parte, la original) producen un aburrimiento extremo.
    • Montaje / Innovación técnica 3.5
      • Un montaje efectista. Muy efectista. Lo consigue hacer bien en determinadas secuencias, pero al que no le guste este tipo de cosas, no hallarán un interesante ejercicio de narración en su montaje. La innovación técnica, que podría observarse, sobretodo en su barroco final, también es bastante irritante.
  • [message]
    • Puntuación Total  3 / 10
      • Suspiria, El anuncio de Gucci más largo y gore de la historiaSuspiria, El anuncio de Gucci más largo y gore de la historiaSuspiria, El anuncio de Gucci más largo y gore de la historia

Trailer:
Fuente Imágenes: Diamond Films

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas