Revista Espiritualidad

Tambores de guerra… Lo que se esconde tras los deseos de ataque contra Siria

Por Vmrawlins @VMRAWLINS

Tambores de guerra… Lo que se esconde tras los deseos de ataque contra Siria

Los intereses económicos tras una
guerra contra Siria son incalculables

Comparto la sorpresa de algunos de cómo Obama, galardonado con el Premio Nobel de la Paz, sea el más interesado en que el congreso de su país se lance a una nueva guerra contra un país medio oriental. Desde hace días escuchamos los tambores de guerra desde la Casa Blanca para una posible invasión contra Siria. Esta sería otra aventura bélica que llevaría, aparte de costes económicos, bajas humanas de soldados estadounidenses.La gran nación del norte no se ha recuperado completamente de sus problemas económicos. Todavía no han finalizado con la guerra contra el terrorismo. Irak y Afganistán todavía están en erupción constante de violencia. La situación interna de Siria de por si esta candente. La desestabilización de su gobierno ha debilitado el país. Parecería que el Departamento de Estado considera que “un poquito de ayuda” no caería mal para “democratizar” a los sirios. Conocemos las ayudas militares para “liberal” y “democratizar” otros países. Bajas humanas y destrucción de infraestructuras. Pero eso solo afecta al pueblo común. El presidente uruguayo, José Mujica, al respecto comento: “La guerra es como apagar una hoguera echando combustible”Igualmente agrego:“La guerra no se resuelve introduciendo mas guerra presuntamente más justa, sino que se desemboca en un camino lleno de conflictos interminables y se asegura un hondo resentimiento que se va a transformar en lucha y resistencia de por aquí y por allá”La guerra es otro negocio lucrativo para muchos. Entre los que se benefician podemos mencionar: banqueros, industriales, políticos, militares. Los banqueros conceden prestamos a cambio de parte del botín de guerra: control de la economía del país “liberado” (todo a parte de los préstamos para la maquinaria de guerra); los industriales ganan al producir todo tipo de producto: armas, alimentos para las tropas, ropa, carpas, vehículos, piezas para las maquinas de guerra, equipos para reconstruir el país, etc. Los políticos y militares ganan al recibir por debajo de la mesa dinero por apoyar los intereses de los primeros. El analista estadounidense Brandon Smith[1]hace serias observaciones en cuanto a los intereses que lleva dicha guerra. Refiriéndose a los banqueros, afirma que a ellos les conviene un enfrentamiento en Sira para “tapar” el desplome de la economía de Estados Unidos. Con la guerra podrían justificar un desplome del dólar atribuyéndolo a los conflictos. No es de sorprender si consideramos que mantener tropas en la zona se lleva mucho dinero. El almirante Greenert menciono que “el costo de mantenimiento de los buques de guerra en el Mediterráneo irían aumentando a medida que el gobierno de Barack Obama tarde en ordenar un ataque contra Siria”[2]. El oficial calcula unos 7 millones de dólares por semana. Menciona que el portaaviones USS Nimitz, en cuanto a mantenimiento, gasta 20 millones de dólares semanales. ¡Dinero  de los contribuyentes! Un cambio de régimen fundamentalista islámico a uno de apertura occidental es visto como algo necesario. Permitiría que las industrias multinacionales entrasen en el territorio y lo convirtiesen en un feudo. Militarmente se afirmaría el control en la zona. Medio oriente seria el epicentro militar para cualquier acción hacia Europa, Asia y África. Para nadie es un secreto que los rebeldes sirios fueron patrocinados por “amigos externos”. El analista antes citado no titubea en identificarlos: el Departamento de Estado vía CIA. Pero parece que las cosas están tomando más tiempo de lo pensado y es necesario acelerar la situación (o no está ocurriendo lo que esperaba). Muchos analistas ven que una guerra contra Siria involucraría a otros países en bandos antagónicos: Israel, la OTAN y Arabia Sauri del lado estadounidense, Rusia[3], Irán y China del lado sirio (y no agregamos los países que no simpatizan con los EE.UU.)Hay esperanzas. Los electores estadounidense, seguramente cansados de las guerras, se están oponiendo ante los intentos de enviar más jóvenes a morir en desierto oriental. Debemos estar pendientes. Los hombres y mujeres de fe deben ejercitar la misma para que una guerra no se produzca, y de producirse no llegue a niveles que nos arrastre a todos al caos. Ahora es cosa del tiempo.



[1] http://actualidad.rt.com/actualidad/view/104846-elites-guerra-prefabricada-siria-colapso-eeuu[2] http://actualidad.rt.com/actualidad/view/104843-eeuu-siria-buques-preparados-atacar[3] Vladimir Putin afirmo que están dispuesto apoyar a Siria en caso de una invasión. Siria es el principal socio económico por concepto de compra de armas de Rusia. Se puede decir que es de los clientes que mantiene flotante la economía del destartalado país rojo. 

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :