Revista Belleza

¿Te cuesta aceptar o pedir ayuda? Esto te interesa

Por Gadirroja

¿Te cuesta aceptar o pedir ayuda? Esto te interesa Dependiendo de tu tipo de personalidad puedes ser más o menos perfeccionista. Igualmente, puedes ser más o menos independiente a la hora de afrontar diferentes situaciones.Dentro de este continuo, existen personas que son tan autosuficientes que llevan verdaderamente mal el pedir ayuda.

Se llaman "autosuficiencia superautónoma" y hoy vamos a hablar de este rasgo de personalidad.


1. Pero, ¿Ser autosuficiente no era bueno?

Si eres de mi generación seguro que te han educado en valores como la independencia, el no tener que depender de nadie, el "ser capaz" de afrontar situaciones por tí. 

Y efectivamente, la dependencia emocional no es positiva pero tampoco lo es pretender no necesitar nunca a nadie: somos animales sociales y no podemos obviarnos. Nadie es totalmente independiente para todo durante todo el tiempo.

2. Qué es la autosuficiencia superautónoma.

Si nos paramos a analizar un poco lo que significa este concepto veremos que hace referencia a:

¿Te cuesta aceptar o pedir ayuda? Esto te interesaLas personas con este rasgo de carácter pueden llegar a:     ↺ Ser obsesivas con el control, pensando que teniendo todo bajo su dominio (algo por otro lado imposible), van a ser más felices, valorados o vivir mejor.     ↺No abrazar su vulnerabilidad, revistiéndose de un escudo, de mecanismos de defensa que a menudo le lleven a aislar, no mostrar, reconocer ni aceptar sus propias emociones.     ↺Son muy exigentes consigo mismas y a menudo, con las otras personas.     ↺Sobrecargarse de tareas, pensando que "si no lo hacen ellas, nadie lo hará bien".Como te puedes imaginar, no es fácil convivir con personas con este rasgo, ni siquiera para ellas mismas.

3.Entonces, ¿cuál es el término medio?

Si has leído con atención, verás que la diferencia está en tener claros los conceptos: es positivo ser independiente pero no anular tu propia necesidad de ayuda, porque eso es imposible.
Saber delegar, perdonarte cuando fallas, no comprometerte a más situaciones que las que puedas afrontar con cierta holgura son habilidades que debes tener en cuenta tanto, como la autonomía o la independencia.
¿Te cuesta aceptar o pedir ayuda? Esto te interesaDe lo contrario, caemos en el control excesivo, la hiperresponsabilidad y la autocrítica continua y, como puedes imaginar, no son conductas que nos proporcionen bienestar, ni nos faciliten vivir felices con otras personas.

¿Conoces a alguien con este rasgo de personalidad?

Gracias por seguir en este viaje. 

 Por muchos momentos bonitos


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas