Revista Cocina

Té frío en verano. Delicioso y saludable

Por Anahigemma @anahigemma

Tomar algo a la fresca es una ocasión excelente para charlar con amigos, leer un libro en una terracita o simplemente relajarse al aire libre, observando si apetece la gente que hay alrededor.

¿Pero? ¿Qué tomar? Lo más común suele ser una cerveza o refrescos gaseosos azucarados (cola, naranja, limón), pero hay una opción más práctica, saludable, económica y si me apuráis, sostenible y eco-friendly (amiga del medio ambiente).

¿De qué estoy hablando? Muy sencillo. De las infusiones y té frío. Sí, lo mismo o casi que los calientes, pero "on the rocks".

Preparar un delicioso y refrescante té frío, es muy sencillo.

Un buen té frío casero (no valen las bebidas preparadas a base de té) es un refresco saludable, natural y muy refrescante.

Té frío en verano. Delicioso y saludable
Esta bebida se puede preparar cualquier variedad de té, pero se deben seguir algunas pautas en su preparación para que éste no tome un sabor ácido o agrio. Hay diversas maneras de prepararlo, pero una de las más sencillas es la siguiente:

Se calienta un litro de agua sin que llegue a hervir. Retirar del fuego y añadirle 5 ó 6 cucharaditas (tamaño de postre) de hoja de té.

Té frío en verano. Delicioso y saludable
Se deja infusionar el tiempo correspondiente según el tipo de té que se esté preparando (té verde dos o tres minutos máximo) y seguidamente se debe filtrar. Se le puede añadir algunas rodajas de limón, naranja, menta, canela, azúcar, miel o edulcolorante. Hay un sinfín de ingredientes según la bebida que queramos preparar... Las posibilidades son múltiples.

Se deja enfriar en la nevera dentro de un recipiente tapado para evitar que el té se oxide y listo!! Ya tenéis una deliciosa bebida con todas las propiedades beneficiosas del té.

Para los que prefiráis preparar un té frío con hielo, deberéis hacer una infusión más concentrada. Antes de añadir el hielo, es aconsejable que la dejéis enfriar a temperatura ambiente para evitar que se altere el sabor y la textura original de la infusión.

Ahí van dos propuestas sencillas súper saludables. Veamos:

El sabor de té negro está acompañado corteza de limón que le otorgan un inigualable sabor cítrico a un clásico del té, sin esperar a que se caliente el agua. Si queréis darle un punto dulzón añadidle regaliz, lo que hace que no sea necesario poner azúcar para conseguir una bebida agradable para el paladar. Además de eso, todos su componentes aportan los beneficios de la fitoterapia. El regaliz es excelente para el estómago y las digestiones pesadas, siendo también útiles para los problemas de gases y/o meteorismo. (Esta bebida fría es la favorita de mi hija. Fresquita, saludable y digestiva).

Té verde con hierbabuena.

Los beneficios del té verde (antioxidante, y para mantener la figura) se suman a los de la hierbabuena (excelente digestivo y carminativo), convirtiendo a esta bebida en una saludable y refrescante opción para tomar a cualquier hora. Con un par de hielos y una rodajita de limón natural, obtendréis un refresco ideal para tomar a media mañana, media tarde o bien después de las comidas, gracias a sus propiedades digestivas (también sirve esto mismo para el té con limón).

Té frío en verano. Delicioso y saludable
¿Os apetece tomar un té bien fresquito? ¿Té verde, rojo o té negro? ¿Con fruta, con menta o con canela? ¿Con hielo o granizado? ¿..? Estaré encantada de leer vuestros comentarios

Besos desde mi blog!!!!


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :