Revista Religión

¿Te has puesto a un lado?

Por Inevitability

Blog_MeditacionesJuevesAsí dice el Señor Dios acerca de Edom:
“Hemos oído un mensaje del Señor,
Y un mensajero ha sido enviado a las naciones, a decirles:
“Levántense y alcémonos contra Edom en batalla.”
Yo te haré pequeño entre las naciones;
Despreciado eres en gran manera.
La soberbia de tu corazón te ha engañado,
Tú que habitas en las hendiduras de la peña,
En las alturas de tu morada;
Que dices en tu corazón:
‘¿Quién me derribará por tierra?’
Aunque te remontes como el águila,
Y aunque entre las estrellas pongas tu nido,
De allí te derribaré,” declara el Señor.
Si vinieran a ti ladrones
O salteadores de noche
(¡cómo quedarías arruinado!),
¿No robarían sólo hasta que les bastara?
Si vinieran a ti vendimiadores,
¿No dejarían algunos rebuscos (racimos)?
¡Cómo será escudriñado Esaú,
Y rebuscados sus tesoros escondidos!
Hasta la frontera te echarán
Todos tus aliados;
Te engañarán, te dominarán
Los que están en paz contigo;
Los que comen tu pan
Tenderán emboscada contra ti.
(No hay entendimiento en él (Esaú).)
¿No destruiré en aquel día,”
declara el Señor “a los sabios de Edom
Y el entendimiento del monte de Esaú?
Entonces tus valientes serán atemorizados, oh Temán,
De modo que todo hombre será cortado del monte de Esaú con muerte violenta.

Por la violencia contra tu hermano Jacob,
Te cubrirá la vergüenza,
Y serás cortado para siempre.
El día que te pusiste a un lado,
El día en que extraños se llevaban su riqueza,
Y extranjeros entraban por su puerta
Y sobre Jerusalén echaban suertes,
Tú también eras como uno de ellos.
No te alegres en el día de tu hermano,
En el día de su exterminio.
No te alegres de los hijos de Judá
En el día de su destrucción.
Sí, no te jactes
En el día de su angustia.
No entres por la puerta de Mi pueblo
En el día de su ruina.
Sí, no te alegres tú de su desgracia
En el día de su ruina;
No te apoderes de sus riquezas
En el día de su ruina.
No aceches en la encrucijada
Para exterminar a sus fugitivos,
Y no entregues a sus sobrevivientes
En el día de su angustia. Abdías 1:1-14

¿Cómo reaccionamos cuando a alguien que anda por caminos cuestionables le pasa algo malo? ¿cómo reaccionamos cuando a hermanos de la congregación que se han apartado les va mal? A veces nosotros somos tan rápidos para juzgar, para señalar e incluso algunas veces podemos caer en decir “lo tenia merecido”.

Es muy interesante, porque el reclamo que Dios le hace a los descendientes de Esau, es que aunque los descendientes de Jacob estaban recibiendo castigo por su pecado, el pecado de los de Esau fue haberse hecho a un lado y no solo eso pero alegrarse del mal ajeno.

No mostraron misericordia para con sus hermanos,  aún la indiferencia, así sea ante el juicio de Dios, es PECADO, así tu tengas la certeza de que lo que esta viniendo sobre una persona es el juicio de Dios, tu NO te puedes hacer a un lado, recordemos el caso de Abraham, aunque era el juicio mismo de Dios el que iba a caer sobre las ciudades, él no se hizo a un lado, el intercedió.

Aún Moisés, cuando Dios iba a destruir a todos los israelitas en el desierto y comenzar de cero con él, Moisés no dijo “uy si, manada de paganos inmundos”, no, ¿qué hizo? el intercedió.

Amados, nuestro llamado es a interceder por todos los hombres, aún por aquellos que nosotros consideramos “tuvieron su oportunidad”, ellos son los que más necesitan de la misericordia de Dios, no te hagas a un lado, cae de rodillas e intercede por aquellos se han apartado de la fe, por aquellos que se han enfriado en su caminar con Dios, porque tenemos un Dios grande y temible, ora y clama por su misericordia y que como el hijo prodigo, vuelvan pronto a Casa.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista