Revista Cine

Texto 65: Enrique Urbizu a favor de José Coronado.

Publicado el 29 enero 2013 por Loquecoppolaquiera @coppolablogcine
A mí de José me gusta la pinta, el físico, como trabaja, que es un tipo estupendo. Somos muy cómplices, nos entendemos, nos gusta de la misma manera. Sé lo preciso que es en todo el trabajo físico, en los movimientos, en el trabajo corporal y eso te permite también concebir personajes muy silenciosos, muy parcos, me gusta verle. Me gusta cómo lo hace y a él le gusta cómo lo hago yo y nos entendemos mirándonos prácticamente. No ensayamos mucho, nos leemos el guión, solventamos dudas, hablamos del personaje, de cómo es la película, qué ritmo tiene todo, y eso te permite jugar con los personajes secundarios, contar con actores menos conocidos, y con ese entendimiento con el protagonista tienes mucho trabajo adelantado. 
Enrique Urbizu.
Transcribo este texto que he extraído de la entrevista que Antonio Díaz realiza a Enrique Urbizu el día 5 de octubre de 2.011 en el blog "Atrapado en el tiempo". Urbizu elogia las facultades de José Coronado para la interpretación. Y no es para menos porque José Coronado es uno de nuestro valores más seguros. Lo ha demostrado en numerosos filmes. Su experiencia y sus años de oficio son más que considerables. Su larga trayectoria se remonta al año 1.987 cuando debutó con la película Waka-waka de Kim Densalat. Aunque es un actor con personalidad poderosa y atrayente no es menos cierto que en pocas ocasiones acierta a despegarse de sí mismo. Casi siempre vemos algo de él en sus interpretaciones. Quizá sea su energía, su atmósfera o ese estado de ánimo que perdura a pesar de los males. Lo más difícil (o lo más imposible) que se le puede pedir a un actor es la transmutación de su energía. Porque esto es su núcleo y no es fácil tener control sobre tal emanación. La transmutación de la energía es una capacidad que está reservada sólo a 1 de entre 10.000 actores. Robert de Niro lo consigue cuando interpreta el papel protagonista de Despertares (1.990); y lo mismo le pasa a Javier Bardem cuando interpreta al escritor homosexual Reynaldo Arenas en Antes que anochezca (2.000). No sé si el método Stalisnavsky ayuda en este sentido, pero al final, es como casi siempre y depende de una gracia natural, de un don que se recibe porque sí.
ANTONIO MARTÍN DE LAS MULAS

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas