Revista Series

The Walking Dead: Locura, pérdidas y sacrificios

Publicado el 26 noviembre 2012 por Despiram @FrikArteWeb

 

VIVIR EN EL INFIERNO.

El amor es sacrificio, éste sólo es posible cuando se emerge de sí mismo para vivir en el otro”.  Soren Kierkegaard. 

Tras haber comentado en Las Puertas de Anubis lo que fue el grandioso comienzo de la tercera temporada de The Walking Dead hemos podido ver los episodios tercero, cuarto, quinto y sexto de la temporada y la calidad de la serie sigue siendo muy alta. Los títulos de los episodios son Walk with Me (3×03), Killer Within (3×04), Say the Word (3×05) y Hounded (3×06). En estos cuatro episodios hemos podido conocer al Gobernador (David Morrissey) un personaje carismático y misterioso, señor absoluto de la localidad de Woodbury y poseedor de muchos secretos. Por otra parte el grupo de Rick Grimes (Andrew Lincoln) ha pasado por una serie de experiencias realmente dolorosas en la cárcel en las que han muerto algunos de sus integrantes.

Si el comienzo de la temporada ya era una declaración de intenciones de que la serie quería alejarse de la lentitud de la segunda temporada, estos capítulos nos han venido a confirmar que puede que estemos ante la que sería la mejor temporada de la serie pero por supuesto debemos esperar al final de la misma para poder confirmar esto. The Walking Dead continúa siendo un viaje por el infierno de la Tierra de los Muertos y también un espejo de lo que es capaz el ser humano para sobrevivir en un mundo arrasado.

EL GOBERNADOR Y SUS DOMINIOS.

El poder sin límites, es un frenesí que arruina su propia autoridad”. Fenelon.

[Las Puertas de Anubis] The Walking Dead: Locura, pérdidas y sacrificios

El Gobernador (David Morrissey)

Andrea (Laurie Holden) y Michonne (Danai Gurira) son recogidas por el Gobernador (David Morrissey) y sus hombres tras haber sobrevivido las dos solas durante unos meses a la amenaza de los muertos vivientes. Andrea y Michonne son llevadas a Woodbury, un lugar en el que el Gobernador ha creado un pequeño paraíso en el que la vida continúa de forma más o menos normal y que está fuertemente custodiado de los ejércitos de la muerte. Andrea se siente cómoda en Woodbury pero la dura Michonne desconfía de la aparente tranquilidad del lugar. Michonne tiene razón y hemos ido descubriendo lo que oculta el Gobernador y la localidad de Woodbury. El Gobernador es un tirano y un asesino a pesar de una aparente amabilidad que solo le sirve para esconder las tinieblas de su mente perturbada. Sutil como una serpiente dirige sus dominios con mano de hierro y organiza macabros espectáculos con muertos vivientes para deleite y disfrute de los habitantes de Woodbury. El Gobernador tiene una habitación en la que colecciona cabezas metidas en formol como trofeos de su retorcido poder y también mantiene a su hija convertida en zombi junto a él. Andrea está fascinada por el carisma de este misterioso individuo y los dos han iniciado una relación sentimental mientras Michonne se ha marchado de Woodbury.

Podríamos decir que el Gobernador es un hombre al que la nueva situación le ha beneficiado enormemente pero también lo ha llevado hasta el fondo de un terrible abismo y ahora las tinieblas dominan su alma o quizás esas tinieblas siempre estuvieron allí y el apocalipsis zombi las ha hecho aflorar. Es el villano absoluto que la serie necesitaba tras la muerte de Shane Walsh (Jon Bernthal) y pienso que es uno de los personajes más interesante y mejor interpretado de las tres temporadas.

EL SACRIFICIO DE LORI GRIMES.

No tiene el mundo flor en la tierra alguna, ni el mar en ninguna bahía perla tal, como un niño en el regazo de su madre”. Oscar Wilde.

Vas a vencer a este mundo, sé que lo harás”. Lori Grimes antes de morir a su hijo Carl en The Walking Dead.

[Las Puertas de Anubis] The Walking Dead: Locura, pérdidas y sacrificios

Lori Grimes (Sarah Wayne Callies)

Lo ocurrido en la cárcel ha sido horrible y brutal, el grupo ha perdido a personajes como T-Dog (Irone Singleton) y Lori Grimes (Sarah Wayne Callies) que se ha sacrificado por la vida de su bebe. El parto de Lori comienza en medio de un ataque zombi y tiene que refugiarse dentro de la cárcel junto a su hijo Carl y junto a Maggie Greene (Lauren Cohan). Entonces se produce la que es la escena más estremecedora de toda la serie y es que Lori le pide a Maggie que le abra el vientre y así el bebe puede vivir mientras ella muere después de despedirse de su hijo Carl. Lori hace lo que es el sacrificio más noble que existe que no es otro que dar su vida a cambio de la de otra persona y ella se entrega valientemente en los brazos de la muerte para que su bebe viva y tenga una oportunidad en el terrible mundo al que llega. Carl, que ha tenido que madurar a toda prisa en la Tierra de los Muertos, ha de disparar en la cabeza de su madre para que Lori no vuelva como una muerta viviente.

Para Rick el efecto de la muerte de su esposa es demoledor y los cimientos de su mente se tambalean como si hubiesen sido golpeados por la mano de un dios enfurecido. Rick empieza a recibir unas extrañas y alucinatorias llamadas telefónicas y en la última de ellas habla con su esposa muerta. Es un momento realmente emocionante en el que la voz de Lori ya sea surgida de su propia mente o venida de más allá de las fronteras de la muerte le recuerda a Rick sus obligaciones con sus hijos y con el grupo.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas