Revista Belleza

Thiocamp, primera semana

Por Negraflor @NegraFlor_Blog

thiocamp-portada

Ya es miércoles y ahora, a mitad de semana, quiero explicaros mi valoración después de mi primera semana con Thiocamp. Ya os expliqué hace algunos días que iba a empezar mi plan Thiocamp, y lo empecé el lunes de la semana pasada.

Como recordaréis, y si no, os lo explico ahora, el plan Thiocamp se estructura, a groso modo, en cuatro apartados: ejercicios, alimentación, coach y tratamiento, así que eso es lo que os voy a contar a continuación. Quería haber grabado un vídeo al respecto, pero ando mal de tiempo y no ha podido ser, así que os pego la explicada aquí, y punto pelota.

Ejercicios

A nivel de ejercicios, estoy muy orgullosa de mí misma. Pese a haberme borrado del gimnasio, estoy consiguiendo realizar ejercicio de forma continuada. El lunes voy al grupo de trabajo lumbar de mi centro de salud, y allí hacemos bastante trabajo abdominal, así que ya tengo una cosa hecha. El resto de días he seguido una versión adaptada de la tabla de ejercicios que propone Thiocamp.

He salido a caminar/correr dos veces en semana (si me seguís en las redes sociales lo sabéis, porque subí fotos algunos de los días). Por lo general, la ida la he hecho caminando rápido, y a la vuelta alternando tramos de trote con caminata rápida. A mí me gusta mucho salir a caminar/correr con música; así que cuando descubrí una lista de Spotify de Thiocamp con música para la primera semana de entrenamiento, ¡me pareció maravilloso! Me la he puesto los dos días que he salido y eso me ha animado mucho, la verdad. Así que he hecho ejercicio de lunes a jueves. El viernes, como ya sabéis, pasé la tarde en el mercado de vestidos de Susi Sweet Dress; y el sábado y el domingo estuve tan pero que tan obsesionada con el hecho de que (por lo visto) la información de mi iMac es irrecuperable, que se me quitaron las ganas de todo, la verdad.

También he empezado a equiparme: me compré un brazalete para el smartphone en Decathlon para poder llevar el móvil cuando salgo a correr. También me compré un pulsómetro; mi amiga Marta me cuestionaba si era necesario. Bueno, pues quizás no lo sea, pero yo he considerado que, para saber en cuántas pulsaciones debe mantenerse mi ritmo cardíaco para que las sesiones de cardio sean eficaces sí lo era, así que me he comprado éste. Aún no lo he estrenado; lo haré esta tarde, que me toca salir, y la semana que viene ya os podré contar qué tal.

Pulsómetro Geonaute, de Decathlon

Pulsómetro Geonaute

Otra cosa que me he comprado ha sido una goma, o fitband para hacer ejercicios de fuerza en casa: piernas, glúteos, tren superior y abdominales. ¡Me estoy divirtiendo mucho, la verdad! Ésta es la de resistencia media y me va bien, aunque de momento me cuesta un poquito, pero ya se trata de eso.

Domyos Fitband resistencia media

Fitband resistencia media

Creo que lo que mejor se me está dando de todo es el haber recuperado el hábito de hacer ejercicio. Y además de que sé que poco a poco iré aumentando mi resistencia y seré capaz de correr por más tiempo, cuando termino, me queda una sensación de satisfacción increíble; me siento bien, y eso me encanta.

Alimentación

En este tema es en el que he ido por libre y no he seguido las indicaciones del plan Thiocamp, porque yo ya sigo una dieta desde hace algún tiempo (y ya llevo bastante volumen y algunos quilos perdidos, que serían más si la siguiese a rajatabla, pero es que me la salto con frecuencia. A veces no es para ponerme las botas; a veces es solo para comer algo que me apetece más (por ejemplo una noche ceno una ensalada de zanahoria y atún, pero no me toca); y otras veces sí que me la salto a la torera. A ver si me aplico y la llevo más estrictamente.

Lo que llevo muy bien también es el tema de beber agua. Bebo cerca de dos litros diarios, cuando antes apenas llegaba al litro o litro y medio. Pero ahora sí: durante la mañana, en la oficina, me bebo una botella de litro y medio; por la tarde en casa, me bebo un botellín de medio litro. Cuando más me cuesta beber agua es los fines de semana; si estoy en casa, aún es fácil, porque me lleno una botella y me la voy bebiendo, mientras alterno con infusiones; pero si estoy fuera, me cuesta más.

Coaching Thiocamp

En esta primera fase del plan, a nivel de coaching, era importante encontrar una motivación. No voy a entrar en detalles de todos los consejos que da la coach para llegar a encontrar eso: algo que nos motive y nos dé los ánimos suficientes para seguir adelante y completar el plan, pero la verdad es que puedo decir que he encontrado mis motivos. He encontrado aquello que me anima a seguir y no desfallecer; a seguir hacia adelante y mantenerme constante. No lo voy a explicar aquí, porque son cuestiones muy personales, pero puedo deciros que estoy muy animada.

Tratamiento Thiomucase

Llevo solo una semana y poco, pero ya noto la piel más lisa. No sé si he reducido volumen o no, porque he decidido no medirme hasta que terminen las cuatro semanas; pero, a nivel de aspecto, sí es verdad que ya con una sola semana de aplicación -mañana y noche- ya he notado la piel más tersa y más lisa, así que digo yo que el tratamiento funciona. Me he puesto la crema todos los días, excepto el viernes por la noche porque dormí fuera de casa y no me la llevé, y el domingo por la mañana, porque en cuanto que me levanté de la cama, me senté delante del ordenador para haber si había forma de recuperar datos. Por lo demás, no me lo he saltado ni un solo día. Parece que ya he incorporado la aplicación de Thiomucase a mi rutina, así que intentaré comprar otro bote antes de que se me acabe el que tengo, para no tener una excusa para dejar de aplicármela. La clave es la constancia.

Empecé por el bote pequeño, de 50 ml. El sábado a media mañana, cuando llegué a casa, me lo quise poner, pero el dispensador se había atascado y no lo he podido arreglar, así que creo que todavía queda crema en ese bote, pero no sé cuánta, y he tenido que empezar el bote grande, de 200 ml.

Pues éste es el resumen de mi primera semana con el plan Thiocamp. Estamos a mediados de la segunda semana. Sigo muy animada, y tengo ganas de salir a caminar/correr con mi música, aunque lo cierto es que me estoy planteando coger los patines (igual, si no llueve, me animo). La semana que viene os contaré qué tal me ha ido esta semana, que seguro que irá a más, o ésa es la intención.

¿Y vosotros seguís algún plan de este estilo? ¿Cómo cuidáis de vuestra forma física?

 


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog