Revista Opinión

Tipos de cuerpo y como entrenarlos

Publicado el 20 junio 2019 por Carlosgu82

Muchas personas que piensan en ingresar al mundo del fitness, o incluso, quienes ya están en él, no saben cómo definir un plan de entrenamiento adecuado, debido que se guían de las apariencias, creyendo en resultados rápidos, por ejemplo, levantar más peso (si el propósito es aumentar masa muscular), o haciendo cardio (si lo que se busca es bajar de peso).

Para hallar una rutina acorde a nuestras metas, debemos entender el tipo de cuerpo que tenemos, ya que este es nuestro «mapa de navegación», si lo queremos lograr; por tal motivo, te mostraré los 3 tipos existentes, y con base a esto, puedas orientar tu rutina de entrenamiento.

Ectomorfo. Son personas delgadas por naturaleza, las cuales, les cuesta subir de peso, y por más que coman, esto no les va a afectar; sin embargo, esto también se traduce en la dificultad del desarrollo muscular; por otro lado, bajar de peso se les facilita, no tienen que esforzarse por hacerlo, por lo que el cardio no es tan necesario, aunque puede realizarse de 10 a 15 minutos, al menos una vez por semana.

El que les cueste aumentar masa muscular, no significa que no puedan lograrlo, únicamente les tomará un poco más de tiempo, pero con disciplina y consistencia, los resultados se irán dando.

El tipo de entrenamiento recomendando para un ectomorfo, es la hipertrofia muscular, donde se recomiendan ejercicios con peso libre (mancuernas), donde se realicen entre 5 a 8 series, con un promedio de 6 a 12 repeticiones; los descansos durante las series, deben estar entre 1 minuto y medio a 3, y entre ejercicios deben ser alrededor de 5 minutos; con esto prevenimos no apurar la quema de calorías, y que el músculo pueda responder correctamente los estímulos.

Endomorfo. Este tipo de composición es lo opuesto al ectomorfo, estos tienen la facilidad de aumentar de peso, y les cuesta reducirlo; el hecho que aumente el peso, no significa que esto vaya ligado al desarrollo muscular, de hecho les cuesta construirlo. Para el caso de los endomorfos, el cardio es vital, debido que lo primordial es reducir el nivel de grasa corporal, paso seguido, poder realizar ejercicios de hipertrofia; si esto se hace al revés, los resultados pueden ser negativos.

El tipo de entrenamiento para un endomorfo, es lo mencionado anteriormente, realizar ejercicios de cardio todos los días de 20 a 30 minutos; para el trabajo muscular, se recomienda utilizar pesos intermedios, de 8 a 12 repeticiones, con promedio de 3 a 5 series; para este caso, los descansos durante cada serie, deben ser más cortos, de 1 a 2 minutos, y entre ejercicios, de 2 a 3 minutos.

Mesomorfo. De los 3 tipos, este se podría considerar el más afortunado, ya que es un equilibrio de los previamente mencionados; el mesomorfo tiene la facilidad de aumentar masa muscular, y también de reducir su grasa corporal.

El que tengan la facilidad en ambas facetas, no significa que no tengan que entrenar duro, por el contrario; su fisionomía les permite ser más exigentes con el entrenamiento, y esto los obliga a realizar modificaciones a su plan cada cierto tiempo, para no estancar el progreso, ya que requieren cambiar los estímulos.

El tipo de entrenamiento para un mesomorfo, es realizar cardio 1 o 2 veces a la semana, alrededor de 10 minutos; para la fuerza, se recomienda trabajar un músculo por día, a un nivel alto de intensidad, donde se realicen de 6 a 10 repeticiones, entre 3 a 4 series; los descansos durante cada serie, deberían estar en un rango de 30 a 45 segundos, y el reposo durante ejercicios, en un promedio de 2 minutos.

Conclusión. Una vez conozcas que tipo de cuerpo tienes, establece un plan de entrenamiento acorde; para esto es recomendable que organices una cita con un médico deportivo; los gimnasios por lo general cuentan con este tipo de especialistas.

Recuerda que independientemente del cuerpo que tengas, querer es poder, y si tienes clara tu meta, lo vas a lograr.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas