Revista Remedios

Tipos de liderazgo

Por Gabriel Giner @esaludcom

En la actualidad podemos observar diferentes tipos de liderazgo, que aunque algunos de ellos están asociados sobre todo al mundo empresarial y a la dirección de grupos, la capacidad de ser un líder tiene relevancia en cualquier aspecto de nuestras vidas, ya no solo para el trabajo sino también para nuestras relaciones sociales.

El liderazgo representa al conjunto de habilidades que tiene una persona, vinculados con su capacidad para tomar decisiones, que le lleven a él y un grupo de personas a conseguir las metas y objetivos que se propongan. Lo que representa a un líder es su capacidad para motivar, incentivar, gestionar, organizar, delegar, tomar la iniciativa y hacer que quienes le sigan trabajen con entusiasmo hasta conseguir los logros propuestos.

Dependiendo de las tareas o los objetivos a cumplir son necesarias distintas habilidades, por esto surgen distintos tipos de liderazgo, puesto que cada uno de ellos tiene una serie de características para adaptarse de la mejor forma posible al contexto y las circunstancias predominantes.

Un buen líder, lo es cuando es capaz de adaptarse al contexto en el que se encuentra, generando las habilidades necesarias para obtener el mayor rendimiento tanto de sí mismo como el de las demás personas que le acompañan. Aunque siempre habrá habilidades y capacidades que no sea capaz de desarrollar. Por eso surgen distintos tipos de líderes, que también cumplen con ciertas características personales.

Si queremos ser un buen líder o encontrar a uno que sea quien lleve de la mejor forma posible a un equipo u organización, es necesario que sepamos cuáles son los diferentes tipos de liderazgo, ya que nos puede interesar uno u otro dependiendo siempre del contexto en el que se desarrollen nuestros objetivos y metas a cumplir.

Los principales tipos de líderes

Tipos de líderes

Antes de ver los diferentes tipos de liderazgo vamos a ver algunas características esenciales de cómo son los líderes. Ya que estos líderes podrán ejercer un tipo de liderazgo en función a su personalidad, carácter e ideales.

El filósofo y economista alemán, Max Weber, reconocido como uno de los padres de la sociología junto a Karl Marx, diferenció tres tipos puros de liderazgo, basándose en cómo ejercen sus poderes o cómo los han conseguido.

Líder tradicional

Este tipo de líder destaca por serlo no por méritos propios, sino porque le viene por tradición, por costumbre o cargo importante de su clan familiar. Son líderes de herencia, que van pasando su liderazgo de generación en generación. Un ejemplo claro son los reinados.

Líder carismático

Este líder tiene como principal baza generar entusiasmo entre sus seguidores, ellos lo veneran y tienen una auténtica dependencia con respecto a él. El problema de este líder es que cree mucho en sí mismo más que en los demás, por lo que prefiere hacer las cosas por sí mismo y no aportar grandes enseñanzas, lo que condiciona a que cuando falte él el grupo se derrumbe.

Líder legítimo

Se le llama legítimo porque también existe el que es ilegítimo, el segundo lo sería adquiriendo su autoridad de una forma ilegal, sin el consenso popular del grupo al que dirige. Por lo que sería un liderazgo a la fuerza. Mientras que el legítimo es un liderazgo elegido por la mayoría, adquiriendo el poder por medio de métodos legales y éticos.

Es importante destacar que una de las características fundamentales en un líder son sus seguidores, puesto que sin seguidores no existe el líder. Bajo esta figura representativa recaen una serie de responsabilidades, puesto que las decisiones más importantes han de haber pasado antes por su filtro personal.

No es extraño comprobar como una organización tiene unas normas rígidas, donde adoptan unas pautas de comportamiento que durante el paso del tiempo acaba por no ser de igual utilidad. Ante estas circunstancias muchas empresas u organizaciones optan por cambiar de líder, (un gran ejemplo lo tenemos cuando la empresa de Apple despidió a su fundador Steve Jobs), esta es una de las formas tradicionales también de renovarse ante otro tipo de circunstancias que traen los nuevos tiempos. Comprobemos a continuación cuáles son los distintos tipos de liderazgo:

Los principales tipos de liderazgo

Tipos de liderazgo en empresas

Hay que aclarar que estos tipos de liderazgo no siempre son buenos o recomendables, al igual que un tipo de liderazgo puede ser muy efectivo y positivo para un contexto determinado; también puede ser especialmente negativo teniendo consecuencias nefastas para las personas que siguen al líder. Dándose casos de estrés laboral (llamado burnout), bajo rendimiento, o una tensión y agotamiento mental que llegue a causar bajas.

En estos casos juega un papel importante el factor psicológico, ya que aunque parezca que hay un buen rendimiento a corto plazo, a largo plazo puede desembocar en crisis, con baja autoestima y una gran fatiga mental, que haga que baje el rendimiento estrepitosamente. Por eso es fundamental llevar un seguimiento para ver qué puede estar fallando en el tipo de liderazgo al que se están sometiendo los subordinados. A parte de dar una explicación sobre el tipo de liderazgo analizaremos también las ventajas e inconvenientes que tienen cada uno de ellos.

Liderazgo democrático

Antes de tomar el líder las decisiones, han sido antes expuestas en el grupo, para conocer cada opinión de sus seguidores y tenerlas en cuenta. El líder agradece las opiniones y va filtrando las que considera más pertinentes. Existen unas normas y criterios de evaluación claros que están bien explicitados y han sido dados a conocer a cada uno de los integrantes del grupo. Este es un liderazgo participativo ya que la intención es promover el diálogo antes de tomar la decisión correspondiente.  Claros ejemplos históricos de este tipo de líder los tenemos en las figuras de Mao, el máximo dirigente del partido comunista de China. Y también en Mahatma Gandhi, que inició el movimiento de independencia indio.

Ventajas

El líder es flexible ante los problemas, ofrece distintas posibilidades para que el grupo sea quienes las escojan. Así el grupo se ve inmerso e integrado en el proceso de decisión, de esta manera están más comprometidos y entusiasmados. Se sienten parte de la empresa y lo demuestran queriendo obtener los mejores resultados en beneficio del grupo y la organización. Se facilita así que aumente tanto su capacidad para innovar como su productividad.

Inconvenientes

Aunque este tipo de liderazgo ofrece muchas ventajas, siendo uno de los más populares.  También presenta una serie de desventajas que podemos observar. Los investigadores que han estudiado este tema destacan que muchas veces llegar a la meta se hace bastante pesado, puesto que va mucho más lento, cuando se compara con otros estilos de liderazgo. Esto es así debido a que aparecen desacuerdos en el grupo, y el líder espera llegar a un consenso que sea el más favorecedor. Para que el grupo no decaiga ni se desmotive el líder tiene que tener una gran seguridad en sí mismo, y ser una persona que esté generando ánimo casi de forma constante.

Liderazgo autocrático

En este caso el líder se hace cargo completamente de la toma de decisiones, en relación a todo lo que compete al trabajo, el grupo y la organización. No justifica ninguna de sus decisiones y además no las muestra al resto del grupo, por lo que son privadas y confidenciales. Este tipo de comunicación tiene una forma unidireccional de líder a subordinado, para que éste obedezca sus mandatos.  Ejemplos históricos de este tipo de liderazgo los tenemos en Margaret Thatcher, también llamada “La dama de hierro”, y en Fidel Castro, uno de los iconos políticos más polémicos.

Ventajas

El tipo de decisiones que toma este líder son muy efectivas en contextos en los que se necesita de rapidez en la toma de decisiones. Importantes cuestiones son evaluadas exclusivamente por él. Es especialmente apropiado para actividades que requieren de un seguimiento y vigilancia, para que se lleven a cabo. Los seguidores en este caso no pueden relajarse, por lo que aumenta la efectividad y el rendimiento en las tareas a realizar.

Inconvenientes

Las desventajas en este tipo de líder son bien claras, ya que esta autoridad cuenta con muchas críticas. Las personas del grupo no tienen voz ni voto, simplemente tienen que acatar las órdenes del líder. Por ejemplo, en una empresa este tipo de liderazgo hace que sean muchos los trabajadores que acaben abandonando al sentirse que son infravalorados y poco tenidos en cuenta. No es habitual encontrarse hoy día ya con este tipo de liderazgo. En las empresas más importantes, puesto que no suele funcionar bien.

Liderazgo liberal o laissez faire

Este tipo de líder adopta un papel pasivo ante el grupo, no lo dirige y apenas toma decisiones por cuenta propia. El poder lo deja en manos de grupo, siendo ellos los responsables. Éstos tienen total libertad para realizar sus tareas; el líder interviene solo cuando es realmente necesario delegando el control de la situación. Este tipo de liderazgo se basa en la idea de que con un buen entrenamiento, preparación y motivación, los empleados, considerados como expertos,  no necesitan apenas supervisión ni vigilancia para realizar su trabajo lo mejor posible.

Ventajas

Hay empleados y seguidores a los que esta forma de liderazgo les resulta liberadora, para ofrecer toda su creatividad. Estas personas se sienten satisfechas con el trabajo que realizan y no necesitan a nadie que les vigile para obtener un buen rendimiento. Este tipo de liderazgo por eso funciona bien, sobre todo, con personas que sean entusiastas de lo que hacen  y cuenten con una gran motivación intrínseca.

Inconvenientes

Este tipo de liderazgo, debido a su gran libertad puede dar lugar a una falta de control, que genere pérdidas en la empresa. No funciona bien con personas que no cumplen las características ya mencionadas. Tampoco funciona bien cuando las personas que se ven superadas por los problemas que puedan ir surgiendo, no siendo capaces de gestionar bien sus tareas a realizar. Al no haber unas pautas claras ni una dirección, es probable  no llegar a la fecha de entrega por parte del grupo.

Liderazgo transformacional

Bajo este tipo de liderazgo se halla la figura de un líder carismático, que destaca por su capacidad para ilusionar y cambiar lo que ya está establecido y no funciona. Propone nuevas alternativas que resultan innovadoras y originales, siendo capaz de asumir riesgos personales. Por esta razón sus seguidores se involucran desde su escala de valores e ideales con el líder.

Ventajas 

La productividad y la eficiencia se ven favorecidos por la integración e identidad de grupo que logra crear el líder. Se trata de una personalidad peculiar que logra que las personas decidan seguirle; gracias a esto es posible motivar a sus seguidores para que vayan cambiando de expectativas y motivaciones. La admiración con la que cuenta el líder hacer que el grupo se vea fortalecido en la consecución de objetivos.

Inconvenientes

Los beneficios en esta clase de liderazgo son bastante intangibles, ya que no hay un control sobre el beneficio que se va a obtener de las transacciones. El valor se ha creado en cuanto a las ideas y las relaciones que sean han establecido. Es así como este tipo de liderazgo cobra mayor sentido en las actividades independientes, enriqueciéndose los seguidores con lo que son capaces de compartir.

Liderazgo transaccional

El líder es reconocido como la máxima autoridad por los miembros del equipo, ya que es el encargado de proporcionar todos los recursos para que se lleven a cabo las tareas a realizar. Predomina un intercambio de intereses, ya que dependiendo del desempeño laboral los beneficios van variando.

Ventajas

Este tipo de liderazgo está claramente orientado al cumplimiento de objetivos. Los seguidores son recompensados en base a su rendimiento y sus resultados. La estructura está clara, el subordinado sabe bien lo que tiene que hacer para sacar un beneficio por el trabajo que le han pedido realizar. Funciona bien con personas muy competitivas que se superan ante la presión. Un claro ejemplo de esto son las personas que trabajan como comerciales a comisión.

Inconvenientes

El líder carismático se mantiene contento y entregado mientras obtenga resultados por parte de sus subordinados, en el momento que alguno de ellos pase por una mala racha, suele ser motivo de despido. Su forma racional y claramente enfocada a los objetivos hace que las personas dejen de importar en el momento que no generan beneficios directos. Todo el trabajo se centra en el presente, por lo que los cambios que se van produciendo afectan a este tipo de liderazgo que ya tiene sus reglas y normas bien establecidas.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :