Revista Opinión

Todos somos Marina Albiol

Publicado el 03 marzo 2010 por Rgalmazan @RGAlmazan

Resulta que al igual que le pasó a Manuel Fuentes, alcalde de Seseña, en el caso de El Pocero, así también le ha pasado a Marina Albiol, diputada regional de Izquierda Unida en el País Valenciano (EUPV).

Resulta que al igual que le pasó a Manuel Fuentes, alcalde de Seseña, en el caso de El Pocero, así también le ha pasado a Marina Albiol, diputada regional de Izquierda Unida en el País Valenciano (EUPV).

El Tribunal Superior de Justicia ha abierto diligencias a Marina Albiol por injuirias y calumnias, ante una denuncia que ha presentado el ínclito Fabra, presidente de la diputación de Castellón. Ese “buen hombre” conocido como el imputadísimo y que continúa chuleándose de todos, actuando como un señor feudal en cuya tierra manda sólo él.

Imputado por ocho delitos, defendido por el propio Rajoy y todos los peperos, ha conseguido, puesto que varias veces han renunciado los jueces de Castellón, llevar siete años sin juzgar, habiendo sólo sido sobreseido uno de casos. Cohecho, prevaricación, delitos contra la Hacienda Pública, etc.. son algunas de sus imputaciones.

Un tipo chulesco que es capaz de decir que le ha tocado la lotería varias veces, que se meará en la sede de Izquierda Unida, al que se le oye llamar “hijoputa” –palabra como ustedes saben, hoy más que nunca, de acerbo popular-- a su contrincante político en un pleno de la diputación de Castellón, un tipo que maneja la provincia como si fuera el feudo de su propia familia, desde su tío-tatarabuelo (el pantorrilles) hace casi doscientos años son los mandamases. Un tipo que ha colocado a Güemes en las listas de Madrid –el  conocido consejero de Sanidad encargado por la lideresa de desmantelar la Sanidad Pública—, que tiene a su hija a dedo en Madrid en el senado. Un tipo que se jacta de que ha colocado a mucha gente gracias a su poder.

Bueno pues este señorito ha denunciado a la diputada Albiol por unas pegatinas que Joves d'EU repartieron en las fiestas de la Magdalena de 2007 con una caricatura del político castellonense en traje de presidiario y el lema “Fabra a la presó”.

Está claro que para los jueces es mucho más importante esa pegatina que la actuación continua presuntamente delictiva del imputadísimo. Y es que vivimos tiempos en que el mundo está al revés.

Hagamos una revista rápida para recordar quién es el Sr. Fabra:

Aquí un resumen de lo que se le acusa a Fabra, explicado en un pleno por su contrincante político (al final se le puede oír hijoputa, al dejarse el micrófono abierto).

Aquí el espectáculo que dió el señorito Fabra en colaboración con periodistas de Intereconomía, que empujaron y no dejaron acceder hasta el susodicho a la periodista de CQC.

Aquí cuando se jacta de haber colocado a muchos al haber ganado elecciones

Aquí pueden encontrar en la Frikipedia una historia contada con humor sobre el señorito Fabra, con su trayectoria, la historia de su familia, los hechos más significativos de su vida. Una joya de la política.

Esta democracia de baja intensidad, que permite tales desmanes, ha de reaccionar algún día y poner las cosas en su sitio. No es posible mantener por más tiempo situaciones como las de Fabra.

Hay que juzgarle. Ya está bien. Porque se ve que tiene cogidos por las partes blandas a muchos, incluidos a los grandes jefes peperos. Personajes como este, estén en el partido que estén, desprestigian la política y devalúan nuestros valores democráticos.

Hoy más que nunca, cuando el presunto pasa a ser el denunciante, con éxito, cuando un imputado por ocho causas es capaz de dar la vuelta a la tortilla, debemos estar al lado de la justicia y la verdad, al lado de Marina Albiol.

Hoy, todos somos Marina Albiol.

Salud y República

P.D. Ha escrito sobre esto también Àngels


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas