Revista Cultura y Ocio

Twitteratura y otros deslices | Connie Hunter

Publicado el 15 noviembre 2017 por Iván Rodrigo Mendizábal @ivrodrigom

Por Connie Hunter | @conniehunterdg

(Publicado originalmente en suplemento dominical La Revista del diario El Universo, Guayaquil, el 16 de noviembre de 2014)

Es un gran logro conseguir que los más adaptados a los textos cortos lean un libro. Pero también es un reto para todos decir lo que se piensa en tan poco espacio. Frases célebres, proverbios, ocurrencias inspiradas por situaciones actuales, por deslices de personajes públicos o por ideas generadas a partir de un hashtag, aparecen y son compartidas deliberadamente por quienes se sienten tocados por ellas.

Perfiles como @miabuelasabia, @jovenesdenovios, @Frases_del_Cine, y @LetrasIntensas logran reunir miles de seguidores. Hashtags como #microcuento o #mundoalreves sirven de licencia para que los tuiteros pierdan la seriedad en algún momento.

El jugueteo de la palabra en el twittline (TL) forma parte de la información que va actualizándose cada segundo en mi mundo virtual. Y cada TL es distinto, porque cada uno lo ha venido construyendo a su gusto y preferencia.

Hace un mes, a mediados de octubre, mi TL se enredó con ingeniosas frases que surgieron del hashtag #prefijofantástico. Esta colaboración al twitter por parte del escritor mexicano Alberto Chimal, invitado al festival Ciudad Mínima, organizado por Palabra Lab en Guayaquil, despertó algunas microhistorias que me gusta releer. @adeljar: El intrapulpo es precursor de Alien. @ceciliaansaldo: Luego de la hecatombe, los antropopulpos empezaron a cometer todos los errores que heredaron del lado paterno. @Phominum: La cronolavadora no lava aunque sí: se lleva la mugre a otro tiempo. Inevitable sonreír, dejarse contagiar y poner a correr la imaginación.

Algo distinto generan las frases y los proverbios. Esas quedan martillando dentro y se comparten con las ganas de hacer que a otros les pase lo mismo. Esta de @miabuelasabia, por ejemplo, lo logró: Debes ser como el árbol de sándalo, que perfuma hasta el hacha que la corta (Tagore). Muchas veces desconocemos los autores, pero los incorporamos aunque sea por el tiempo que la memoria nos dé.

Enganchado al hashtag #twitteratura aparece la periodista española Rosa del Blanco @rdelblanco. “No dejes que la rutina te haga ver solo molinos. El mundo necesita hombres capaces de ver gigantes”. “De pronto el niño ya no pregunta por qué, responde a sus padres desafiante: No. Y pega el primer portazo”. Mucho más ofrece la tuitera si se la sigue.

Para no perder el hilo con los clientes, la publicidad también se adapta a los nuevos medios. Su presencia en mi pantalla no es frecuente, pero si la busco la encuentro. Y escarbando un poco, descubrí que en octubre los productores de cerveza de España lanzaron un concurso en medios digitales para promover el consumo responsable de alcohol. Bajo el lema “Un dedo de espuma, dos dedos de frente”, el jerezano Álvaro González ganó en la categoría microrrelato con el tuit “cuenta la leyenda que @Cervecear con #Undedodespuma provoca una sonrisa. Ten dos dedos de frente y contagia tu risa”.

Ejemplos de estos hay miles y seguramente los lectores conocerán más. El twitter nos ha demostrado que las palabras no siempre se quedan cortas cuando la idea es clara y que la creatividad no se mide en caracteres.


Archivado en: Informes Tagged: Alberto Chimal, Nuevas tecnologías, Redes sociales Twitteratura y otros deslices | Connie Hunter Twitteratura y otros deslices | Connie Hunter Twitteratura y otros deslices | Connie Hunter

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista