Magazine

Un after muy aburrido

Publicado el 02 agosto 2013 por Javier Parra González @xavipargon

AFTERPARTY (Miguel Larraya, 2013)

Un after muy aburrido
¿Os acordáis de School Killer (Carlos Gil, 2001), Tuno Negro (Pedro L. Barbero & Vicente J. Martín, 2001), No debes estar aquí (Jacobo Rispa, 2002), Más de mil cámaras velan por tu seguridad (David Alonso, 2003) o de la más reciente XP3D (Sergi Vizcaíno, 2011)? Pues lo han vuelto a hacer. Alguien sigue empecinado en seguir intentando realizar la enésima propuesta slasher made in Spain que dé un nuevo aire al subgénero. Y en eso han ido quedando todos los intentos: en intentos. Dirigida por Miguel Larraya, quizá debamos echarle la culpa al nefasto resultado de la película a la gafe de Pilar Rubio, y es que esa mujer debe tener complejo de iceberg, porque todo lo que toca lo hunde. Sí vale, ya sé que sólo hace un cameo y que como tal no quiere decir que sea la culpable de que el visionado de Afterparty se convierta en algo soporífero, pero a alguien hay que echarle la culpa. El film cuenta como Martín (Luis Fernández), el actor de moda entre las adolescentes carpeteras y protagonista de una serie llamada (OJO, originalidad elevada al cubo) “Campamento sangriento”, acude a una fiesta en una casa (que pretende dar la imagen de lujosa y parece semi-abandonada) y a la mañana siguiente despierta junto a tres chicas que conoció la noche anterior. Encerrados en la casa, empiezan a recibir escabrosos vídeos a través de un smartphone en los que se puede ver a un asesino vestido con el mismo disfraz que el de la serie que Martín protagoniza. Parecería ser que hasta aquí las reglas del slasherse cumplen a la perfección y que podemos estar ante un título más. Pero no.Afterparty es (como bien indica su nombre) como un afterhour montado en casa de un amigo de improvisto en el que no estás a gusto pero quieres quedarte un rato más por si la cosa se anima, no sea que te pierdas algo espectacular de lo que todos tus amigos hablarán durante semanas y tú te mueras de la envidia por haberte ido a casa y que, al acabar, lo único que deseas es volver atrás en el tiempo para cambiar de opinión e irte pronto porque lo que en un principio prometía ser el after más genial de la historia ha sido una santísima mierda de la que arrepientes haber sido partícipe. Pues algo parecido pasa con Afterparty, cuyos personajes planos, pobres interpretaciones, giros de guion incongruentes y un asesino sin carisma, no son más que un suma y sigue que hace crecer el número de slashers patrios frustrados. Y van…Lo mejor: el póster de la película.Lo peor: que la hayan rodado.PD: El tráiler está en alemán porque así parece mejor de lo que es.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog