Revista Viajes

Un baño en el Mar Muerto

Por A-Cero Blog

Hoy Joaquín Torres, director de A-cero, recomienda el Mar Muerto. El mar Muerto es un lago endorreico salado situado a 416,6 m bajo el nivel del mar entre Israel, Jordania y los Territorios Palestinos. Tiene unos 76 km de largo y un ancho máximo de unos 16 km; su superficie es aproximadamente de 625 km². Recibe agua del río Jordán, de otras fuentes menores y de la escasa precipitación que se produce sobre el lago, y el nivel del mar es el resultado del balance entre estos aportes y la evaporación. La atracción principal del mar Muerto son sus cálidas y saladas aguas, que contienen diez veces más sal que las del resto de los mares del mundo y son ricas en sales clorhídricas como el magnesio, sodio, potasio y bromo, entre otros minerales.

La maravilla del Mar Muerto

Sus aguas cálidas e increíblemente flotantes ricas en minerales han atraído a muchos visitantes desde tiempos remotos. Se encuentra a 422 metros bajo el nivel del mar y sus costas se ubican en la cota más baja de tierra firme de todo el planeta. Además, se trata del lago salino más hondo del mundo llegando a los 378 metros de profundidad. Su salinidad es del 33.7% por lo que la vida es totalmente imposible en sus aguas (de ahí su nombre, claro). Hay otros lagos con estos o mayores niveles de sal en el mundo pero ninguno tan bajo el nivel del mar.

La maravilla del Mar Muerto

Según la Biblia, las ciudades malditas de Gomorra, Sodoma, Zeboim y Asmad estaban en el sector sur a orillas del mar muerto, cercano a la actual península de Lisán; pero hasta ahora no hay evidencias arquelógicas concluyentes al respecto. En 1947, unos beduinos encontraron unos 3000 fragmentos de manuscritos del Mar Muerto (conocidos como los Rollos del Mar Muerto) que datan de unos 2000 años en unas cuevas en el desierto de Judea. En el año 2010 se han digitalizado para que cualquiera los pueda consultar.

Según Joaquín Torres, director de A-cero: “Una sensación de ingravidez espectacular”.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista