Revista Baloncesto

Un chispazo de Ingles desmonta al Assignia Manresa

Publicado el 28 noviembre 2010 por Toni_delgado @ToniDelgadoG

Un chispazo de Ingles desmonta al Assignia Manresa

Ingles, a punto de lanzar ante Slokar -ACB Photo.


“¡Ingles no para de tirar! ¡Es un palmo!”, advertían en el vestuario del Assignia Manresa. El técnico visitante Jaume Ponsarnau exigía a sus jugadores más defensa sobre Joe Ingles, el nuevo jugador azulgrana que se ha adaptado al grupo nada más llegar. El australiano estaba on fire: tres triples consecutivos y once puntos en el segundo cuarto, después de haberse ido al banquillo con dos personales al minuto y medio. Justo después de ese tiempo muerto de Ponsarnau, de haber advertido que les faltaba un “palmo”, un punto más de intensidad para frenar a Ingles, Jordi Grimau le birló la tercera personal y el tirador volvió a descansar. Los azulgrana llevaban diez puntos de colchón (32-22 a los 15m 50s), una mínima renta que sólo vieron rebajada en una ocasión, con la eclosión del mejor visitante del día, Uros Slokar (14). Pero fue el partido de Ingles, con 21 (4/6 triples), que conmemoró con victoria el encuentro 1.150 en ACB de su nuevo equipo con una victoria por 70-57. Un triunfo fundamental tras el traspiés en su visita al Gran Canaria 2014 del Real Madrid (70-59), menor en parte por la baja de Carlos Suárez y en el que por fin Ettore Messina dio bola a Novika Velickovic. El Caja Laboral, pues, es ya el líder en solitario tras su cómoda victoria en casa ante el Menorca Bàsquet (79-61) con 21 puntos y 35 de valoración de Stanko Barac, el jugador llamado a ocupar el vacío de Tiago Splitter.
El Barça vivió de lo conseguido en una primera parte, de la eclosión de Ingles, y durante el tercer cuarto pareció agenciarse una almohada. Bajó su intensidad y el ataque se concretó en una prueba de puntería más que de criterio y pizarras. Es algo que reconocía este domingo el capitán Roger Grimau en una entrevista de Àlex Gozalbo en el primer número de Ara, el nuevo diario en catalán: “quizás” el equipo baje su nivel cuando no tiene “objetivo inmediato”. Con el 41-29 del descanso y viendo el errático proceder del Assignia Manresa (12-12 en dicho período) sólo Ingles y Fran Vázquez en un par de acciones se salieron del desacierto por parte de los locales. Jordi Grimau metió un triple después de haber visto cinco errores desde más allá de 6’75 de los azulgrana y cuatro del conjunto manresano, que no gana en el Palau desde 1996, con Chichi Creus, actual secretario técnico azulgrana, como uno de sus pilares. Una estadística suficientemente gráfico para describir el suplicio que aguantó el espectador.
Las personales, para los exteriores
Bajo la dirección de Ricky Rubio (ocho asistencias, cuatro recuperaciones y otros tantos puntos), el Barça supo encontrar la motivación perdida en el último período, en el que alcanzó una mayor ventaja de 21 puntos con una transición de Roger Grimau. Un epílogo en el que Àlex Llorca (nueve puntos y seis rebotes), ex jugador del CB L’Hospitalet, volvió a rendir a un buen nivel, con la misma convicción y descaro que al inicio del partido, cuando fue quien recibió las tres primeras personales de los jugadores azulgrana. Las dos primeras de Ingles en un primer cuarto en el que el Barça repartió sus infracciones entre sus exteriores, dadas las circunstancias, la posición más coja del equipo, mermado con las bajas de Juan Carlos Navarro, Pete Mickeal y Gianluca Basile. Un dato anecdótico, pues los visitantes sólo tuvieron un parcial a favor (4-5) y entre Vázquez y Erazem Lorbek (11 puntos y 12 capturas) solventaron el desaguisado (17-12 al final del período inicial). El rendimiento de los pívots era el recurso ideal para el conjunto de Xavi Pascual, que había comenzado el partido sacando provecho únicamente a las transiciones, sin más recursos que aportar que el tiro lejano.
En el segundo cuarto surgió un extraordinario Ingles, puro chispazo, con 11 puntos en seis minutos y medio. Los azulgrana no echaron en falta a su nuevo fichaje y a pesar de sus problemas defendiendo el bloqueo y continuación, el déficit en rebotes ofensivos (14) y la intensidad que le puso Slokar pusieron otra marcha para llegar al descanso con una renta suficiente. Todo, como se demostró después, estaba más que dicho y hecho. Rodrigo San Miguel, el base que mejores números promediaba de la Liga, corroboró que no era su día y se diluyó ante Ricky, que le sacó tres personales. La noticia más interesante se dijo a pie de pista y a través de uno de los micrófonos de Canal 33. El periodista Jordi Robirosa avanzó que Barcelona podría ser la sede de la Copa del Rey de 2012. Una alegría que llenaría de orgullo a Enric Piquet, que asistió a su último partido como presidente de la Federació Catalana de Bàsquet tras 26 años en el cargo.
Barça (17+24+12+17) 70: Ricky (4), Roger Grimau (8), Ingles (21), Lorbek (11), Vázquez (10) -quinteto inicial- Sada, Lakovic (7), Ndong (6) y Morris (3). Assignia Manresa (12+17+12+16) 57: San Miguel (3), Llorca (9), Gladyr (9), Majstorovic (3), Slokar (14) -quinteto inicial-, Hernández (1), Alzamora (4), D. López (2), Lewis (5), Jordi Grimau (5) y Oriola (2).

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas