Revista Diario

Un cuento rutinario

Por Bergeronnette @martikasprez
Erase una vez una princesa de cuatro años que acabó su primer año de colegio con muy buenas palabras por parte de su profesora. Le deseó un buen verano, y le dijo que la vería a la vuelta.
Erase una vez una princesita de casi dos años que tenía vacaciones sólo un mes. Decidió que era mayor, y dejó el pañal antes del verano.
Erase una vez, una madre trabajadora, poco conciliadora, que deseaba que llegara su mes de vacaciones.
Y erase una vez, un padre trabajador que no cogería vacaciones hasta el mes de octubre.
Con este panorama, empezó julio. La princesa mayor empezó a ir a un campamento, mientras que la hermana seguía en la guardería. La madre estuvo a punto de quedarse sin vacaciones, por culpa del trabajo, pero a última hora, todo fue bien y salió el miércoles con muchas ganas de... ¡dormir!
Pasó julio y llegó agosto. Las rutinas siguieron siendo las mismas. Para bien. Y para mal. Las siete y media era la hora escogida por ambas para levantarse. Aunque se acostaran un poco más tarde. Pero fue el verano de los cambios.
L'aînée comenzó a decir las palabras correctamente. Aquellas que decía bien antes de empezar el colegio, y que decía mal en él. Los tiempos verbales y algunos colores, negro no es "greo", y violeta ya no es "voileta", ya podía y quería, en vez de podiba y queriba.
Decidió que no necesitaba la barrera de la cama, y aunque alguna vez ha amanecido en la cama de la hermana, no se entera. Alguna noche ha tenido pesadillas, y no ha querido ir a su cama, por miedo a los monstruos... Pero se le ha pasado con un cuento.
Además sabe nadar... Con manguitos. Le gusta ir de hotel, y nadar en la piscina de mayores. Se tira al grito de "uno, dos, tres, sirena", y le encanta el chocolate con blanco. (o nata)
Le gusta la playa de arena amarilla, y aunque cuando hay olas, le da un poco de miedo, suele mojarse y llevar a su hermana de la mano, para rellenar el cubo de agua.
Ha ido al cine en un par de ocasiones, y se lo ha pasado en grande. Su primera película fue Gru 2, y la segunda Pitufos 2. En esta fue toda la familia, y fue ¡genial! Tanto que ya quiere ir a ver un par de películas más.
Ha sido el verano de los ponis, de los pequeños ponis, ha aumentado su colección, y además ha visto dibujos de ellos, que le han dado el ejemplo de algunos valores que ya sabía.
También hemos hecho manualidades, y actividades con un montón de cosas, papeles, cartones, rollos, acuarelas, etc... Pintar es una de sus aficiones preferidas.
La petite ha aprendido muchas cosas, habla un poco más. Te suelta un "attends" cuando quiere que esperes, y un "vamos" cuando está impaciente para ir a algún sitio, o hacer algo. No tiene pañales y duerme en su cama. Le ha cogido mucho aprecio a minnie y a mickey, y trata de ir a todas partes con uno de estos peluches.
Hace lo que hace su hermana, la imita en todo, en lo bueno y en lo malo. Espera en la silla de la cocina hasta que la comida está lista, y entonces, suelta un "Dani, a comer", que lo oyen todos los vecinos.
Coloca toda la ropa en su sitio, y si le dices que tiene que hacer una cosa, la hace. No hablará, pero razona como si fuera una niña mayor. http://diariodealgoespecial.blogspot.com/feeds/posts/default?alt=rss

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :