Revista Insólito

Un mecenas en las tierras pernianas

Publicado el 29 julio 2020 por Monpalentina @FFroi
Hoy en cambio, en tiempos de democracia y parlamentarismo, en la época de las bellas palabras de libertad e igualdad, que se llevan siempre a flor de labios, pero que no están grabadas en el corazón; los hijos del pueblos que supieron, quizá en su infancia, de las miserias y estrecheces de la vida, elevados luego por el azar de la fortuna o por la ciega veleidad del sufragio, no serían capaces de imitar la conducta de aquel gran Obispo y señor feudal Don Raimundo II. 
HISTORIA DEL CONDADO DE PERNÍA
Un mecenas en las tierras pernianas
Bien podemos, pues, llamar al Obispo Don Raimundo, el mecenas de las tierras de Pernía, ya que en su largo pontificado, que duró casi cuarenta años, se llevó a cabo la reconstrucción de La Abadía y la reedificación de la Iglesia y claustro de la misma, según consta de dos privilegios de su archivo.
Es el primero un privilegio colectivo del Arzobispo de Toledo Don Cebrerino y de los Obispos de Palencia, León y Burgos, en el cual "exhortan filialmente a los fieles para que con limosnas ayuden a las obras de la iglesia y del claustro de Santa María de Lebanza, enclavada en lugar solitario y montañoso, porque en dicho lugar, devotísimo, Jesucristo, el hijo de la Virgen María, por intercesión de la misma Virgen, devuelve la salud a los enfermos, otorga el perdón de los pecados a los penitentes y con gran misericordia obra frecuentemente muchísimos milagros en aquel lugar" (55). Y el Obispo Don Raimundo en el documento anteriormente citado, dice: "Por todo lo cual, para honor de Dios y de la Bienaventurada siempre Virgen María que obra muchos milagros en favor de los que constantemente allí van, estamos actualmente trabajando en la reedificación y ampliación de la iglesia y del claustro y en la construcción de otras edificaciones nuevas (56).
El primero de los privilegios citados lleva la siguiente nota posterior: "La reedificación de la iglesia, claustro y casas consta en los Arcos Torales de ella, se acabó el año 1185". Contribuyó poderosamente a estas obras, segun consta en la inscripción de los sepulcros de la Abadía, el Conde Don Rodrigo Gustios: Dice así la citada inscripción:
"AQUÍ YACEN SEPULTADOS EL CONDE Don Rodrigo Gustios, y la Condesa su mujer, y uno de tres hijos que tuvieron, señores de grande estado, de muchas villas y lugares, grandes bienhechores de esta Abadía cuya iglesia, casa y claustro reedificaron año de mil ciento ochenta y cinco, y la dotaron con muchos de sus bienes y habiendo gastado dicho Conde la mayor parte de su vida en la guerra en defensa de la fe, falleció en su casa originaria, que tuvo cerca de esta, en lugar de Polentinos, en el solar de Colmenares en veinte de diciembre del año mil ciento y noventa y dos. En cuya memoria se renovaron los escudos que están sobre estos sepulcros, por "aver" faltado con el tiempo los antiguos de madera con otras insignias de guerra que estaban sobre ellos" (57).
________________
(55) Archivo de Lebanza: Indulgencias concedidas por Don Cerebrino, Arzobispo de Toledo; Don Juan, Obispo de León; Don Raimundo, Obispo de Palencia, y Don Pedro, Obispo de Burgos, a los que ayuden a la fábrica de la Abadía de Lebanza.
(56) Archivo de Lebanza: Documento citado en la nota 54.
(57) Fernández del Pulgar: Obra cit. t II, Libro III, página 18.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas