Revista En Femenino

Un vestido para bailar

Por Peripeciagarcia

Pones la tele y está ese vestido en una serie americana.

Automáticamente, piensas en secreto si el mundo en realidad no existe, si es como una película, o si sólo existes tú y alguien te dirige como una marioneta y por eso, esas coincidencias inexplicables resulta que no lo son.

Decides no indagar más por si acaso y recuperar tu cordura allá donde la olvidaste.

Y escribes un post como si nada. :)

Bueno, pues como parece que os gusta el vestido con el que bailé (no con el que me casé, es que bailar con ese era imposible), os voy a desvelar que me lo compré ¡POR INTERNET! En una web china, para más Inri.

No sé por qué. Me refiero a que yo recelo de estas cosas y, sin embargo, con el vestido con el que abriría el baile en mi boda me arriesgué. De locos!

La verdad es que no encontraba nada de lo que quería y con un precio no desorbitado en las tiendas que visitaba, y cuando vi este modelo tuve claro que era exactamente lo que andaba buscando. Light in the box ofertaba una réplica de un vestido que Rachel Weisz había lucido no sé dónde. Y era justo lo que tenía en mente.

Curiosamente, ha desaparecido la foto y la referencia a la actriz de la página, supongo que por malestar o motivos legales; por suerte, yo hice una captura de pantalla para enseñárselo a mi amiga Bea. jijiji! Eso sí, es tan pequeña que os tenéis que creer lo que os digo! :)

Un vestido para bailar

Lo importante es que sigue estando el vestido disponible para su compra. He decidido contaros mi experiencia aunque sea publicidad gratuita. Si es que no valgo para esto (¡señores vendedores de mi vestido, me gustan los regalos!!). El vestido está muy bien confeccionado y la pechera bien armadita (podría no haber llevado sujetador); la tela, las medidas, todo, según lo estipulado y previsto (puedes encargar uno con talla estándar o hacértelo a medida). ¡Y qué vuelo!

Yo compré uno hecho, sólo elegí un color champán y lo llevé aquí (en Madrid a que me subieran el bajo). La experiencia calidad-coste habría sido maravillosa si no me hubiera sorprendido el chico de SEUR con aquello de "niña, los gastos de aduana han sido cientoypico, me lo tienes que abonar ahora mismo para que pueda entregártelo" y, claro, para el cajero corriendo. Así que me costó casi el doble de lo que ponía en la web, pero supongo que aún así merece la pena. A mí desde luego no me importó mucho, pero porque me hallaba en mi nube preboda y nada me afectaba y todo era maravilloso, pero bueno, imagino que es cuestión de ver cómo se pueden sortear o reducir esos gastos.

Un vestido para bailar

En cuanto a lo de la tele... Pues nada, que hacía yo zapping y me topo con una serie (en España, Diseñando a Jane, en su versión orginal Jane by design), no sé en qué canal, me parece que en MTV o Divinity (perdón, señores de los canales, pero estoy segura que con algún regalo lo recordaría mejor... jijij), y resulta que tenían que diseñar un vestido de novia espectacular para una chica muy famosa e importante y... ¡zas! Que le hicieron mi vestido y le encantó porque era supergenial y triunfaron y blablabla. Y yo gritando por casa "¡¡¡Nacho, Nacho, ven que sale mi vestiiiiiiiiiiiiiiiidooooo!!!

Oye, pues qué ilusión hace. La verdad es que es muy mono. ;)


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas