Revista Deportes

Una doble salida a hombros cierra la feria taurina de priego

Por SubbÉtica Taurina
UNA DOBLE SALIDA A HOMBROS CIERRA LA FERIA TAURINA DE PRIEGO
UNA DOBLE SALIDA A HOMBROS CIERRA LA FERIA TAURINA DE PRIEGO
UNA DOBLE SALIDA A HOMBROS CIERRA LA FERIA TAURINA DE PRIEGO
UNA DOBLE SALIDA A HOMBROS CIERRA LA FERIA TAURINA DE PRIEGO
UNA DOBLE SALIDA A HOMBROS CIERRA LA FERIA TAURINA DE PRIEGO
UNA DOBLE SALIDA A HOMBROS CIERRA LA FERIA TAURINA DE PRIEGO
UNA DOBLE SALIDA A HOMBROS CIERRA LA FERIA TAURINA DE PRIEGO
UNA DOBLE SALIDA A HOMBROS CIERRA LA FERIA TAURINA DE PRIEGO
UNA DOBLE SALIDA A HOMBROS CIERRA LA FERIA TAURINA DE PRIEGO
Ganado: cuatro toros de Jódar y Ruchena, reglamentariamente despuntados para rejones, bien presentados en líneas generales y noblotes, destacando el lidiado el primer lugar, con mucha viveza en su embestida durante toda la lidia.
Ana Rita: cuatro pinchazos y rejón trasero (vuelta al ruedo por su cuenta); y rejonazo en todo lo alto (dos orejas).
Luis Valdenebro: pinchazo y rejón muy caído, atravesado y trasero (una oreja); y rejón caído (una oreja).
Plaza: Las Canteras (Priego). Algo menos de un cuarto de entrada en tarde de temperatura agradable.
Con la doble salida a hombros de los dos acartelados en el festejo de rejones celebrado en Priego, esta tarde se ponía fin a la mini feria taurina que esta localidad sigue manteniendo desde la reapertura en marzo de 2011 del más que centenario coso de Las Canteras, algo que es de agradecer en estos tiempos de recortes y reducción drástica de espectáculos.
Otra cosa ha sido la respuesta del respetable, poco menos de un cuarto de entrada, en el que sigue siendo históricamente el día más taurino de Priego y, hasta no hace muchos años, la jornada central de su Feria Real. Y eso que la empresa volvía a apostar por unos precios populares y un cartel con cierto atractivo, con la presencia de dos jóvenes rejoneadores que, con matices y con dos estilos diametralmente opuestos, no defraudaron.
Un mano a mano en el que destacó por su actuación, en conjunto, el sevillano Luis Valdenebro, que dejó los mejores detalles de la tarde en las banderillas y de manera especial en el primero de su lote, con dos pares en los que paró su cabalgadura a escasos metros del toro, citó a éste y después de un inverosímil y casi imposible quiebro en la misma cara del animal, dejó los garapullos en todo lo alto. Una pena el feo rejón con el que finiquitó a este segundo de la tarde, emborronando en parte su actuación, que volvió a contar con momentos de mucho interés en el que cerraba plaza, toro en el que Valdenebro dejó sobradas muestras de su dominio de las cabalgaduras en otra faena cuajada de detalles y que el puntillero a punto estuvo de mandar al traste, al errar en demasía cuando el toro ya había doblado.
Y del rejoneo con cierto aroma clásico del joven Valdenebro al concepto más directo de la portuguesa Ana Rita, a la que en su primero, gran toro con un buen tranco durante toda la lidia, le faltó algo de chispa estando más aseada en los adornos posteriores que en la ejecución de la suerte. Su mal uso del rejón de muerte le privó de los primeros trofeos de la tarde, siendo curiosamente el gran rejonazo a su segundo el que puso en sus manos una de las dos orejas que consiguió, tras una faena larguísima en la que la portuguesa mostró ciertas dudas aunque una valentía a raudales.
Con la salida a hombros de Ana Rita y Luis Valdenebro finalizaba hace unas horas la programación taurina de la Feria Real y con ella de la temporada en Priego, que ha presentado un balance ciertamente pobre y digno de un análisis en profundidad de cara a un futuro inmediato, para evitar, en la medida de lo posible, que se sigan repitiendo errores que pueden provocar la desbandada generalizada de la ya casi martirizada afición local o lo poco que queda de ella, que visto lo visto, no son muchos...

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog

Revistas