Revista Cultura y Ocio

Una palabra y mil imágenes - 20: Impotencia

Por Jesús Marcial Grande Gutiérrez
"SOS, help me. SOS, help me. SOS, help me..."
"No tengo mandíbula, no tengo boca, no tengo lengua, no tengo ojos, no tengo nariz, no tengo brazos, no tengo piernas..."
"SOS, help me. SOS, help me. SOS, help me..."
"Por favor, mátenme. Se lo suplico: mátenme. No puedo sufrir más tiempo esta terrible
impotencia."

Johnny cogió su fusil (Johnny got his gun) es el título de una novela antibelicista del escritor y director estadounidense Dalton Trumbo. La obra, inspirada por la contemplación de un soldado americano desfigurado por una explosión en la primera guerra mundial, fue escrita en 1939 y su título (que sugiere una apología de la guerra y una llamada los jóvenes estadounidense a participar en ella) pertenece a una canción del cantante nacionalista George M. Cohan en la que anima a cualquier joven
patriótico a tomar las armas y defender a su país. Trumbo toma esta frase y la termina:
- ‘Johnny, toma su fusil... y va a la guerra... y vuelve mutilado para siempre"
El director filmó esta película basándose en su propia novela. El film plantea una postura claramente antibelicista y se posiciona claramente a favor de la eutanasia. Resultan escalofriantes las escenas en blanco y negro (la situación de postración de Johnny en el hospital está rodada en blanco y negro, mientras que sus recuerdos como persona "entera" se muestran en color). La voz en off del protagonista hablando para sí mismo y expresando su angustia y creciente frustración resulta desgarradora y produce una profunda desazón en el espectador. En su estado los rutinarios procedimientos hospitalarios para con el enfermo alcanzan una dimensión extraordinaria. Entendemos entonces algunas acciones aparentemente amorales: el deseo de suicidio, la postura del sacerdote negándose a sugerirle confianza en Dios, la masturbación que le realiza una de las enfermeras... y las aceptamos compasivos.
La incomunicación, el aislamiento, la impotencia en suma; parecen romperse por un momento cuando consigue (usando el código morse con movimientos de su cabeza) comunicarse con los especialistas que le atienden. Pero su mensaje, desesperado y contundente, resulta un incómodo llamado a sus conciencias: ¡Mátenme!, ¡Mátenme!, ¡Mátenme!...-- - . -. -- . / -- - . -. -- . / -- - . -. -- . .-.-.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

  • Una plaga

    Se intensifican los ataques yihadistas protagonizados  por perturbados y descerebrados que ponen su locura al servicio de Alá, son como un ejército de zombis... Leer el resto

    Por  Cogito
    SOCIEDAD, TALENTOS
  • Una detective inesperada

    detective inesperada

    Siruela presenta a mediados de septiembre la novela Una detective inesperada de Kerry Greenwood, un relato de detectives ambientado en los años veinte. Leer el resto

    Por  Jack Moreno
    CULTURA Y OCIO, LIBROS
  • Una noche con Zafón

    noche Zafón

    "Hubo un tiempo, de niño, en que quizá por haber crecido rodeado de libros y libreros, decidí que quería ser novelista y llevar una vida de melodrama. Leer el resto

    Por  Fer
    ILUSTRACIÓN, LITERATURA, TALENTOS
  • Una amiga de café

    amiga café

    Edward Hopper, "Chop Suey". Las mujeres hemos adoptado el ritual del café al liberarnos del confesionario al que mi abuela acudía a desprenderse del peso de... Leer el resto

    Por  Fer
    ILUSTRACIÓN, LITERATURA, TALENTOS
  • Una cafetería adosada a una facultad.

    cafetería adosada facultad.

    LOS CAMAREROS Quien sirve reinaHablan como tribunos y escuchan como sacerdotes.Los camareros miran como niños la tristeza de los otrosy como los siquiatras te... Leer el resto

    Por  Chema Rubio
    LITERATURA, TALENTOS
  • Una entre muchas, de Una. Voces silenciadas

    entre muchas, Una. Voces silenciadas

    Hay libros que le revuelven a uno por dentro. Se nos agarran de las tripas y nos tienen varios días retorciéndonos de estupor y vergüenza por ser tan... Leer el resto

    Por  Littlenemoskat
    CULTURA Y OCIO