Revista Opinión

Uva y Vino

Publicado el 29 noviembre 2017 por Carlosgu82

Estamos en las fechas donde más excesos cometemos. Cada año, la fiebre consumista se dispara en Navidad, y mucho antes de que empiece Diciembre,estamos planificando comidas, cenas, regalos y vemos con asombro que incluso la decoración nos invita a ponernos el “espíritu navideño”

Un elemento clave, que no puede faltar en cualquier celebración y muy especialmente en estas fechas es el vino, rojo, blanco, rosado, con burbujas o sin ellas, de mejor o peor calidad, pero que no falte,cualquier  cesta navideña que se precie debe llevar por lo menos un par de botellas, y dependiendo de la calidad del vino es el coste de la cesta.

Uva y Vino

Además, en España, tenemos la costumbre de recibir en Año Nuevo, con las uvas de la suerte, doce uvas, una por cada mes, que se comen al compás de las doce campanadas que señalan la entrada del Año Nuevo.

Y muchos nos preguntamos.

Uva y Vino
          ¿DESDE CUANDO BEBEMOS VINO?

El vino, es la bebida más antigua del mundo. En el Antiguo Testamento ya se hace referencia a él cuando “Noé comenzó a labrar la tierra, y plantó una viña; bebió el vino y se embriagó(Génesis 9-21) En la Biblia aparece mencionado más de doscientas veces, en algunas de ellas llamando a la moderación de su consumo ( si bebes no conduzcas)

Los romanos plantaron viñedos por toda la Europa Mediterránea, a la caída del Imperio Romano, fueron los monjes cristianos los que se hicieron cargo de mejorar todos los sistemas de elaboración del vino aprovechando la herencia romana.

La uva que nos comemos de postre ¿ es la misma con la que se hace el vino?. Lo cierto es que no.

Las uvas para la vinificación tienen que cumplir unos requisitos y las uvas de mesa otros, estos “requisitos” son los que marcan la calidad del vino, por ejemplo, la finura de la piel, la jugosidad del hollejo y la acumulación de oras sustancias que le dan un color u otro, el tamaño de estas uvas es muy inferior al de la uva de mesa, esto es importante tanto para el aroma como para el color del vino en el caso del tinto.

Se han demostrado, los beneficios del consumo moderado del vino, al igual que comer uva de mesa, son ricas en azúcares y vitaminas, favorecen la formación de glóbulos rojos y blancos de la sangre, y favorecen el desarrollo de anticuerpos. La uva roja contiene un potente antioxidante, el reveratrol, que retrasa el envejecimiento, por esto es muy aprovechada en la cosmética natural.

Uva y Vino

Por el contrario, la uva de mesa, nace de unos racimos, largos sueltos, redondos u ovalados y muy carnosos y dulces. Su piel es más rústica y persistente, la gama de color es más extensa presentando tonos verdosos, amarillentos, purpura, rosados, rojos llegando al negro. Las variedades se clasifican no solo por su color, también por la época de maduración y su capacidad de comercialización(transporte), el consumidor generalmente la prefiere “sin pepita”. En España se comercializan aproximadamente cincuenta variedades de uva de mesa. Esta uva, a diferencia de la destinada a la vinificación, es muy sensible a las condiciones atmosféricas, lo cual explica su cultivo en forma de parra, consiguiendo de esta manera una cobertura vegetal que hace de auto-protección, tanto para el sol como para la posibles heladas.

Tanto la uva de mesa, las uvas pasas, como las destinadas a la elaboración de vino, proceden de la misma especie VITIS VINÍFERA, madre de todas las variedades existentes.

Uva y Vino
         VISTA DE VIÑEDOS Y PARRALES                  
Uva y Vino

                                                                                !A VUESTRA SALUD!

Uva y Vino


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas