Revista Cultura y Ocio

Vergüenza Ajena del Género

Publicado el 03 julio 2015 por Águeda Lorena García González @aguedlgg

Vergüenza Ajena del Género

La Vergüenza es un sentimiento poco gratificante. No me digáis que no. La vergüenza si es propia la entiendo... Pero sentir vergüenza ajena es aún peor. Acabo de leer un artículo que hablaba de la Vergüenza Ajena del Género... Sí, te avergüenzas del género al que perteneces (a veces te avergüenzas hasta de la raza) femenino o masculino según corresponda.

Yo me he pasado mucho tiempo poniendo verde al género masculino. Cierto, los he puesto de vuelta y media por muchas actitudes que me parecen desagradables, humillantes y sobretodo falta de educación y respeto a la hora de tratar a las mujeres.

Pero ¿Y las mujeres? ¿Qué coño estamos haciendo? ¿Qué clase de mujeres somos que dejamos que los hombres usen nuestra autoestima, nuestras emociones y nuestro cuerpo como un saco de boxeo?

Esto de la "Vergüenza Ajena del Género", es un tema que ya he comentado con amigas porque todas sin excepción nos damos cuenta de cuando nos están utilizando y de cuando se ríen a nuestra costa.

Seamos serios y serias: Tenemos eso que buscamos desesperadamente. Si buscas desesperadamente la atención de un gilipollas (y digo gilipollas que con 40 años todavía no sabe estar a la altura...Y LOS HAY) obtendrás una relación en la que te tratará como a él le parezca, pues tú; siempre estarás dispuesta.

Veo constantemente a mujeres desesperadas por tener una relación, por sentirse queridas por cualquiera que les conteste un Whataspp, que las invite a un vino o lo que sea.

Y como parece que ahora (en este mundo tan liberal en que vivimos) es tan difícil de encontrar algo así, rebajan su lista de deseos hasta límites insospechados con tal de no dormir solas una noche.

Estamos tan acostumbradas a ser un puro objeto, a que nos mientan, a que nos digan cuatro gilipolleces y después no quede en nada más que en sexo, que ya no exigimos.... ¡Cómo es lo normal! ¿Hay que estar dentro o fuera de esa onda?

Vergüenza Ajena del Género
Conozco mujeres que se quejan de que "fulanito" es un idiota que aparece y desaparece cuando le interesa, que sólo las quiere para una cosa... ¡Pero ellas siguen detrás "erre que erre"!

Pero claro, cuando "fulanito" aparece con un mensaje de Whatsapp para invitarte a una cena (por no decir directamente al postre) tú como una idiota, no dices que NO.

Tú, aunque cabreada y sabiendo lo que hay de antemano, piensas: Ya que ha escrito y llevo desesperada 2 semanas intentando quedar con él, no le voy a decir que no ¿verdad?

Y ahí estás tú, cenando con un gilipollas que ni siquiera pasa a recogerte, sino que te dice el lugar de encuentro y ya aparecerá... Algunos de esos gilipollas valoran tan poco tu tiempo que llegan más de 20 minutos tarde y se quedan más anchos que largos con su ya resabida excusa: "Tengo mucho lío".

Ya ni hablemos de esta "liberación sexual", en la que da lo mismo quién sea, cómo sea, si es para una noche, para dos o para más.

Ahora ni se plantea el hecho de que el sexo no tiene porque ir ligado al amor, pero coño, que tampoco es plan de hacer un diccionario de sinónimos:

Te invito a cenar quiere decir ... y después de la cena sexo. Te invito a una copa... quiere decir ¿En tu casa o en la mía? Porqué después de la copa vamos a practicar sexo ¿verdad? Te invito a un vino... quiere decir, nos pedimos una botella y ya después si eso... sexo.
Vergüenza Ajena del Género
Que conocer a alguien y acabar en la cama en una primera cita es fantástico, y si los dos quieren me parece aún mejor... Pero chica, después no te quejes...¡Más fácil no se lo podías poner! Te ha invitado a salir y 3 horas mas tarde estás en horizontal haciendo "Dios sabe qué".... ¿Y tú esperabas encontrar el amor verdadero? Lo único verdadero que vas a encontrar aquí es la certeza de que sólo te quiere para el sexo. Vergüenza ajena de género femenino y de mí misma. Vergüenza por justificar conductas, hechos, palabras y todas esas cosas que ellos hacen y que nosotros después de recriminar esas mismas conductas, volvemos a la cama con el mismo gilipollas. Un amigo que me decía que los hombres con los que una se acuesta no son nadie. Que son como esas personas que te cruzas en un paso de peatones... ¿Y a que no se te ocurre preguntarle al peatón, porqué no me llamas o porqué no contestas? Joder ¿somos mujeres que se venden por una copa de Ribera, por un cine, por una cena o por lo que sea? Yo estoy aprendiendo a entender "Que si te van a querer a medias, es mejor que no te quieran", que "No corras detrás de nadie que sabe dónde estás", "que quién te quiere te busca" .... El otro día escuché una frase: Me merezco un amor a estrenar.

Lo dicho, a veces me dan ganas de pegarme una bofetada a mi misma, o de atarme las manos para evitar darle a la tecla, para no enviar un "buenos días" a quién no te contesta, para evitar ser cariñosa con quién busca cada noche compañía en una cama nueva....

Pues sí, me merezco un amor de verdad (y no esta puta mierda que nos venden de la liberación, del sexo sin compromiso, de la independencia, del no agobiar, de dejar espacio al otro....bla bla bla) dónde te llaman, te escriben, te buscan e irremediablemente te encuentran...

Vergüenza propia de mí y también vergüenza ajena, por conformarnos con menos y después llorar las penas.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog