Revista Historia

Viernes, 23 de Febrero de 1940

Por Sila
Viernes, 23 de Febrero de 1940FINLANDIA: La ofensiva soviética se recrudece en el Istmo de Carelia. Pese a la tenaz resistencia de los finlandeses, conscientes de lo que está ahora en juego, el Ejército Rojo continúa avanzando, desbaratando uno tras otro los cada vez más desesperados contraataques fineses. Las vanguardias acorazadas soviéticas consiguen llegar hoy a diez kilómetros de la ciudad de Viipuri, tras rebasar casi por completo el flanco derecho de la cada ves más destrozada Línea Intermedia. La situación de Finlandia es crítica, y a todas luces la guerra está ya perdida, pero los líderes soviéticos son plenamente conscientes de que invadir el pequeño país escandinavo es militarmente imposible. Por ello, la URSS entrega al gobierno finlandés un memorandum con sus condiciones para firmar un armisticio: Stalin está ya harto de una guerra a todas luces desastrosa. Las condiciones soviéticas son más duras que sus reclamaciones del otoño pasado. La URSS exige ahora la totalidad del Istmo de Carelia, incluyendo la ciudad de Viipuri, las islas del Golfo de Finlandia, una franja en Laponia en torno a la localidad de Salla y un pequeño territorio en el norte. Además, los soviéticos recibirían una base naval en Hanko, al oeste de Helsinki. A cambio los soviéticos pondrían fin a la guerra y evacuarían los territorios ocupados en el norte. El gobierno finlandés no responde a la propuesta soviética. Más aun, el único movimiento diplomático finés de hoy es pedir a Suecia y Noruega que permitan el paso de tropas extranjeras que acuden a Finlandia por su territorio.
LONDRES: Primer desfile victorioso en esta guerra para los ingleses. Setecientos oficiales y marineros de los cruceros HMS Exeter y HMS Ajax desfilan victoriosos por Guildhall, como homenaje por conseguir neutralizar al temido acorazado de bolsillo Admiral Graf Spee. Seguro que este primer desfile triunfal viene muy bien a los británicos en unos momentos en los que la inactividad en el Frente Occidental y la acción de los U-Boat está mellando peligrosamente la moral civil.
MAR DEL NORTE: Al oeste de las islas Feroe, el destructor inglés HMS Gurkha hunde al sumergible U-53. Sus 42 tripulantes, incluyendo a su comandante, el capitán Harald Grosse, perecen junto a su navío. Había hundido siete mercantes con un total de 27.316 toneladas. Precisamente, en cuanto a la guerra naval, hoy hay una nueva escalada, protagonizada esta vez por los ingleses. A partir de hoy, la Royal Navy podrá interceptar cualquier buque mercante que transporte alimentos a Alemania desde Escandinavia.
PRAGA: Durante la madrugada, aviones británicos lanzan cientos de panfletos sobre la antigua capital checoslovaca.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog

Revista