Revista Sociedad

Violencia

Publicado el 01 mayo 2012 por Bebloggera @bebloggera
Por rociosalazarp desde Chile

VIOLENCIA

Foto por rociosalazarp

Tuve una tertulia digna de análisis, de esas que te dejan pensando en qué cresta pasó en este mundo que se puso tan “ligero” con respecto a temas tan profundos y trascendentales.Hablar de violencia con personas que no tienen la misma percepción que uno o aprendieron que es “a criterio” la evaluación, no es nada fácil. En general, no me siento dueña de la verdad porque hay tantas verdades como humanos en el mundo, pero al vivir en esta sociedad me rijo (aunque me pese en algunas circunstancias) por normas y leyes, todo para una convivencia de un mínimo de respeto.En esta oportunidad no hablaremos de la violencia sicológica, es un tema tan complejo como difícil de comprobar, entonces… ¿cuándo hay violencia física?, ¿es evaluable a criterio personal?, ¿depende de lo que la persona agredida sienta? Pues me parece que siendo humanos con el instinto inherente a violentarnos, no debemos dejar este tema al tanteo de las entrañas de cada uno, sino por el contrario, debemos respetar ese tan preciado metro cuadrado, y si no lo logra, hay leyes que lo ayudarán a acotar y entender cuándo está ejerciendo violencia (instrúyase).
Sin leyes de por medio, trataremos de simplificar algunos escenarios. Por ejemplo, ¿qué te pasa si en una discusión te tocan? Lo más probable es que sientas la amenaza al instante, pienses que ahora viene el golpe o que eso que acaba de pasar fue un golpe. Entonces, es simple: ¡¡¡NO TOQUES A NADIE SI ESTÁS DISCUTIENDO!!! Otro ejemplo, si estás “conversando acaloradamente” con tu pareja y las cosas se salieron de madres verbalmente (eso pasa, no lo analizaré) y ante el acercamiento de uno de los dos, el otro reacciona alejándose o pidiendo que no se acerque. Adivina la solución… ¡¡¡NO TE ACERQUES!!! Porque si lo haces es muy probable que todo se salga de madres físicamente. Último ejemplo, tuviste un mal día y tu hijo está descontrolado en un arranque de gritos y pataletas, lo quieres calmar pero no hace caso ante nada… ¡¡¡NO TE ACERQUES!!! Porque es probable que caigas en su juego y quieras ejercer fuerza para imponer tu autoridad.Desde la vereda de alguien que en más de una oportunidad se violentó, puedo decir que hay muchas formas de justificar la violencia, pero hay solamente una consecuencia… a estas alturas de mi vida, lo veo más bien simple, no debiera haber motivo alguno para ejercer poder físico contra otra persona, eso nos quita lo esencial como seres humanos: el razonar.Retomando al tema de discusión, para ti… ¿cuándo hay violencia física?

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista