Revista Viajes

Visita Lisboa y aprende portugués

Por Verónica Marmolejo @tipsdeviajero

Lisboa

Lisboa, en Portugar. (Foto: Visit Lisboa)


Europa es siempre atractivo. Sus ciudades, historia y cultura nos invitan a visitar el viejo continente, pero una o dos semanas nunca son suficientes para impregnarse de la esencia de lugares cómo Lisboa. Por ello ¿qué te parecería pasar una temporada ahí y aprender portugués?


Estudia portugués en Lisboa


Un destino se aprecia mejor cuando entiendes su idioma. Una vez rota la barrera del lenguaje, se abren un montón de posibilidades para disfrutar mejor del lugar que visitas.
Con frecuencia me preguntan adónde ir en Europa que no sea tan caro y que además sea interesante y bonito. Una de las ciudades que siempre recomiendo es Lisboa, y en general todo Portugal, por su riqueza arquitectónica, su belleza, clima, comida y claro que también por sus precios.
Si quieres aprender portugués en Lisboa no lo dudes más. Anímate y verás que te toparás con una ciudad muy agradable, donde la gente te acogerá con amabilidad y podrás aprender su idioma en el día a día, con lo cotidiano: salir de compras, tomar el transporte público, recorrer sus calles, visitar sus atractivos turísticos y las poblaciones cercanas.
No hay mejor manera de aprender que desenvolverse en un entorno donde se habla el idioma que se está estudiando. Vivirlo incentiva los sentidos y se aprende a cada paso que se da.
Imagínate entre calles empedradas y fachadas de azulejos; paseando por la Plaza Restauradores y la avenida Liberdade; probando tu condición física con las empinadas calles, o rindiéndote ante el cansancio y tomando algunos de sus típicos tranvías amarillo y blanco. La mejor forma de ir de subida sin agotarse y disfrutar del panorama.
Seguramente en la primer semana de clase harías amigos y juntos saldrían a cenar. En Portugal la comida es deliciosa y siempre al mejor precio. Una comida completa en otras ciudades de Europa cuesta no menos de 20 Euros, y en Portugal se come bastante bien por unos 9 Euros.
Y qué te cuento, que además tienen excelentes vinos, quizá no tan famosos como los españoles, pero con una gran calidad.
En fin, anímate porque Lisboa te espera para mostrarte toda su belleza mientras aprendes portugués.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista