Revista Viajes

Visitar Praga en un fin de semana: Día 1

Por Ungatoenmimaleta @1gatoenmimaleta

gato praga“Al fondo de todo se halla, apretada entre el Laurenziberg y el Belvedere, en un panorama espléndido, Praga, este rico y gigantesco poema épico de la arquitectura.” (Rainer Marie de Rilke)

Es posible visitar Praga en 2 o 3 días, o al menos lo más significativo, pero nuestra recomendación es que si podéis vayáis más días y os mováis por el país, hay lugares tan bonitos como Czesky Krumlov, Karlovy Vary, Kutna Hora o Terezin que bien merecen una visita.

Si quieres saber que ver en Praga o que visitas hacer en la ciudad continua leyendo.

El punto de inicio del recorrido es nuestro hotel, está situado en pleno centro de Praga asique aunque os alojéis en otro lugar del mapa creo que os puede servir. A continuación os dejamos, como siempre, un mapa con el recorrido de la ruta para ver todo lo esencial de Praga.

Ruta praga que ver itinerario un gato en mi maleta

1. ROYAL BOUTIQUE RESIDENCE: Podéis leer en el siguiente enlace una review de nuestra estancia en él. ¡Muy recomendado!

2. Caminar hasta la parada KARLOVY LAZNE y subir en el tranvía número 17 o 18  hasta VYTON.

3. VYSEHRAD: Una vez nos bajemos en la parada de VYTON caminaremos un poco (subiendo unas cuantas escaleras y cuestas) hasta llegar a VYSEHRAD.

Normalmente solemos contar en el blog historias y leyendas de aquellos sitios a los que vamos, nos atrae lo paranormal, lo oscuro, lo mágico y lo curioso de los lugares que visitamos…. y, por ahora, podemos decir que Praga ha sido la ciudad con más historias de este tipo de todas las que hemos visitado (este verano visitaremos Edimburgo, a ver si puede superarlo aunque creemos que eso será difícil jajaja).

La primera de estas historias se encuentra en este punto del mapa, la colina de Vysehrad. La princesa eslava Libuse, quien tenía el don de la adivinación, tuvo una visión mientras descansaba en esta colina: “Una ciudad que tendrá esplendor y una fama que alcanzarán las estrellas se creará cerca de aquí [...], los señores poderosos se han de doblegar ante una pequeña puerta”, fue entonces cuando Libuse ordenó a su esposo y sus súbditos que buscaran un carpintero que estuviera construyendo una puerta (prah). En el lugar dónde se encontró al carpintero se fundó lo que es hoy la ciudad de “Praha”.

 VYSEHRAD
 VYSEHRAD

Pero las historias sobre la colina de Vysehrad no se acaban aquí, y es que también es conocida como “la colina embrujada”. La princesa Libuse al parecer tenía una reputación pagana, y en esta misma colina existe una zona conocida por “los baños de Libuse” que era donde la princesa alternaba con sus amantes, quienes después de ser usados acababan siendo arrojados al río.

Otra de las leyendas es que en la colina duerme un ejército que cada año se levanta para ver si su patria necesita auxilio, de no ser así vuelven a descansar durante un año más, dicho ejercito está compuesto por todos aquellos amantes que murieron junto a la colina arrojados al río por petición de Libuse. A parte de esto se dice que moran en la colina 34 fantasmas más: caballeros, doncellas, perros del infierno y por supuesto, el de la misma princesa.

VYSEHRAD

Otra de esas fábulas es la relacionada con la columna del diablo que está en las afueras de la iglesia de San Pedro y San Pablo, en el jardín de Karlach, dicho mito cuenta la historia de un exorcismo que dejó libre a un demonio que había viajado en la columna desde Roma (desde donde la trajeron). El demonio hizo una apuesta con el sacerdote de la iglesia asegurando de que podría traer una columna de la basílica de san Pedro en el vaticano antes de que el sacerdote terminara una misa. Pero el cura, con la ayuda del apóstol San Pedro, le hizo perder la apuesta por lo que el demonio arrojo la columna y la partió en tres (por eso hoy se encuentra de esa forma). Dentro de la iglesia hay un cuadro que escenifica la historia.

 VYSEHRAD

Continuamos con Longino, su ataúd fue traído también desde Roma a Praga para que descansara en Vyhserad, aunque ya os podéis imaginar que esto no iba a ser tan fácil. La tumba fue saqueada y arrojaron su cuerpo al río Moldava, una maldición cayó sobre aquellos que realizaron el acto y no terminaron de sufrir desdichas hasta que no recuperaron el ataúd y lo devolvieron a su sitio.

Como veis hay leyendas para todos los gustos, y no sabemos si alguna será real… pero desde luego merece la pena darse una vuelta por el lugar y respirar el ambiente que emana. Y para los que no sean muy fan de estas cosas también hay recompensa, el esfuerzo se ve premiado con unas preciosas vistas del río Moldava, el castillo y el centro de Praga a lo lejos.

 VYSEHRAD

 4. CASA DANZANTE: Subiendo por la orilla del río Moldava y dejando a nuestras espaldas todas las leyendas del Vihserad llegamos a una de las edificaciones más conocidas de Praga: La casa Danzante. ¿Por qué danzante? Porque representa a los conocidos bailarines: Ginger Rogers y Fred Astaire (pinchad para ver la postura que imita la casa Danzante).

Casa Danzante Praga
Orilla Rio Moldava

5. TEATRO NACIONAL: Es dónde se representan las operas, teatros y ballets más importantes. Solo lo vimos por fuera de camino, realmente no merece la pena hacer una parada aquí exclusivamente para verlo, asique si no os viene bien podéis saltaros este punto del itinerario.

6. MONTE PETRIN: Se puede subir andando o bien con un funicular (Újezd) por 24 coronas que vale para 1 hora (si subís y bajáis en menos de una hora os sirve el mismo billete).

Petrin

Nosotros subimos en funicular y bajamos el monte andando desde el mirador, no se hace cansado y hay un par de puntos en el camino de bajada que son bonitos de ver (aunque para aquellos que quieran ahorrar fuerzas también puede evitar esto y bajar en el funicular, no es esencial).

Petrin
Petrin

En la cima está el mirador de la torre Petrin (299 escalones), quien guarda bastante similitud con la torre Eiffel de Paris. Tan solo mide 60 metros de altura pero al estar situado en lo alto del monte casi alcanza la altura real de su “amiga” francesa (aunque no las comparéis delante de ningún Checo puesto que no les gusta nada ser comparados con la de los franceses, para ellos es su orgullo, su torre).

Petrin
Petrin

Si viajáis con niños os recomendamos un plan divertido, y es que cerca de la torre está el laberinto de los espejos (es de pago). También es una buena idea si os subis un pequeño picnic para comer con vistas a Praga o un buen libro para leer tumbados en el cesped.

Petrin
SONY DSC

No es necesario subir a la torre para tener unas bonitas vistas del barrio antiguo de Praga o del castillo, pero tendréis que andar un poco para buscar buenos sitios con visibilidad ya que está lleno de árboles que a veces impiden la visión.

Petrin

Una vez de vuelta a abajo nos cruzaremos con la escultura de las víctimas del comunismo, varias esculturas con forma de hombre simbolizando la destrucción del mismo a medida que avanzan los escalones.

Petrin
Petrin

7. ISLA DE KAMPA: Un lugar curioso para pasear, podemos encontrarnos con el muro de John Lennon, bebés gigantes o la pared de los deseos donde podrás dejar el tuyo escrito con tiza.

Muro Praga tiza Before I die

Y como siempre… los españoles regalando nuestra cultura allá dónde vamos… (Sí, “relaxing cup of café con leche” se hizo internacional jajaja).

Muro Praga tiza Before I die

El muro de John Lennon se encuentra en la plaza del Gran Priorato y representa más los ideales de paz y libertad (muy ligada a la Revolución – no violenta – del Terciopelo) que un monumento conmemorativo del miembro de Los Beatles.

En cuanto a los bebés gigantes ó Mimina Babies, son obra de David Černý (conocido por pintar un tanque soviético de color rosa a modo de memorial para la guerra), podemos encontrárnoslos en varias partes de Praga, aquí y trepando por la torre de comunicaciones (torre žižkov tv). Según nos dijo una señora los bebés tienen un código de barras en la cara por la política de censura que tienen las tv de no mostrar los rostros de los bebés.

David Cerny Bebe
Isla de Kampa

David Cerny tiene varias esculturas curiosas distribuidas por Praga como son las estatuas que orinan (Museo de Franz Kafka), el caballo muerto colgante de Wenceslao (plaza de San Wenceslao, en el centro comercial de Lucerna) o Sigmund Freud colgando de una mano entre otras (calle Husova). Os recomiendo que busquéis en Google las obras de David, no os dejaran indiferentes.

La isla de Kampa es una isla artificial, el canal que la recorre fue creado con el fin de hacer funcionar unos molinos. Este canal es conocido por el nombre del “canal del diablo”, según la leyenda, el nombre lo recibe gracias a una mujer malhablada y poco amigable que vivía junto al canal en la casa de los Siete Diablos.

Puente Carlos Praga

8. JARDINES VRTBA: Opcional. Nosotros no fuimos, nos habían dicho que estaban muy bien para pasear tranquilamente por ellos, pero supongo que merece la pena solo si es primavera (nuestro viaje fue en Octubre).

9. IGLESIA DE SAN NICOLAS: Es considerada la iglesia barroca más bonita de Praga, y se puede subir a su torre (65 metros) pasando antes por unas cuantas salas que explican la historia de las campanas. Pero lo más curioso se encuentra en la cúspide, durante la época comunista los agentes secretos la utilizaron para espiar las embajadas extranjeras (Inglaterra, Francia, USA…) por eso esta última sala está acondicionada con televisión, radio, recortes de los años 70, etc… en cada ventana te indican que es lo que veían los espías. Un consejo, cuidado con las horas porque nosotros nos lo encontramos cerrado, una pena.

10. MONASTERIO STRAHOV: Opcional. Tampoco fuimos por el horario, pero tienen una biblioteca que es digna de película. La biblioteca tiene más de 800 años de antigüedad, si tenéis tiempo no dejéis de visitarlo se tarda 10 minutos en ver todo.

11. EL LORETO: En esta iglesia se encuentra una réplica de la casa de la virgen María dónde ocurrió la anunciación (la original está en Loreto, Italia). Al lado de El Loreto se encuentra la iglesia de la Natividad, algo más siniestra puesto que en su interior hay dos esqueletos, pertenecientes a dos santos españoles, con máscaras de cera.

12. CASTILLO DE PRAGA: Como no hicimos ni el punto 10, ni el 11, subimos directamente desde San Nicolás hasta el Castillo de Praga. Lo hicimos recorriendo la calle Nerudova (ojo, está en cuesta asique… con paciencia, y si podéis hacerlo en sentido inverso mucho mejor), esta calle alberga una gran cantidad de símbolos que decoran las fachadas de las casas que la componen, antes los símbolos servían para identificar las casas en lugar de los números que utilizamos en la actualidad.

Algunas de ellas son:

  • La casa de los tres violines (fabricantes de violines).
  • La casa de la llave dorada (orfebres del castillo).
  • La casa del León Rojo (dónde vivió un famoso pintor Checo, Petr Brandl)
  • La casa del León dorado (científicos y farmacéuticos).
  • La Embajada de Italia custodiada por dos águilas
  • La embajada de Rumania con dos turcos sujetando el balcón, la simbología fue elegida por el noble que poseía esta casa quien había combatido contra los turcos años atrás.
  • La casa de los dos Soles ó la casa de Jan Neruda. Seguramente al leer el nombre la calle Neruda hemos pensado inmediatamente en Pablo Neruda, pero está calle recibe el nombre del periodista Checo Jan Neruda, de quien toma el apellido Pablo.

Una vez hayamos conquistado la cuesta y lleguemos al recinto del castillo de Praga (no, no os imaginéis el típico castillo en lo alto, porque no existe) nos encontraremos con la guardia, si tenéis suerte esperar a las horas en punto y podréis ver el cambio de guardia.

Castillo Praga

Dentro del recinto podremos ver cosas como:

  • La catedral de San Vito: Destaca su puerta sur ó puerta Dorada, donde se representa el Juicio Final. En el centro está Jesucristo junto a 6 santos de la Republica Checa, y a los lados se representan las almas salvadas y condenadas (entre ellas la del rey Carlos IV y su mujer Isabel de Pomerania). Dentro de la misma se encuentra la tumba de San Juan Nepomuceno del que más adelante os hablaremos.

Catedral San Vito

  • La Torre Daliborka: Cómo la mayoría de las torres del castillo fue utilizada a modo de cárcel. Recibe el nombre de su primer prisionero, Dalibor de Kozojed, quien era considerado una especie de Robin Hood fue sentenciado por ayudar a unos esclavos en un levantamiento. Cuando estuvo encerrado pidió un violín para tocar mientras esperaba su sentencia y la gente de Praga se acercaba a oír sus canciones, esto le hizo tan popular que las autoridades no se atrevían a anunciar la fecha de su ejecución, por lo que un día… el violín simplemente dejó de sonar. Otra versión, más propia de la inquisición, es que el violín al que se hace referencia era un objeto de tortura y que aquella “melodía” no eran sino sus gritos.
  • La Torre Negra: Situada justo a la entrada, adoptó este nombre después de sufrir un incendio que dejó sus paredes de ese color. Antes era conocida como la torre Dorada por el color de su tejado. Esta torre era usada como prisión para los deudores, quienes gozaban de ciertos privilegios que no tenían los prisioneros de la torre Daliborka.
  • La Torre Blanca: Situada en el extremo oeste del Callejón del Oro, fue usada como prisión para gente noble. La mujer prisionera más importante fue Katerina de Lazany, acusada por haber asesinado a 14 jóvenes de forma cruel, fue encerrada en el sótano sin luz y atada con una soga hasta finalmente murió de hambre, sed y frío. Mientras que el prisionero más importante fue Edward Kelley, un famoso alquimista, quien fue encerrado por el rey al no conseguir convertir el plomo en oro.
  • La Torre de la pólvora: contenía el laboratorio de los alquimistas y más tarde fue usada como depósito de pólvora. Debido a una explosión de la misma se rehabilitó como residencia de los sacristanes de la Catedral de San Vito.

San Vito Praga

  • Basílica y Convento de San Jorge: Justo detrás de la Catedral, la reconoceréis por su fachada roja y sus dos torres blancas.
  • Palacios: Sternberg, Martinický, Schwarzenberg…

Vistas Castillo Praga

13. CALLEJÓN DEL ORO: Llamado así porque en él vivían los orfebres del Castillo. También se la conoce por la calle de los alquimistas porque varios de ellos vivieron aquí mientras intentaban transformar el plomo y el hierro en oro, así como hacer la piedra filosofal o crear el elixir de la vida para el rey Rodolfo II. Tiempo después el escritor Frank Kafka residió en el número 22. Durante el día es de pago y está lleno de turistas pero a partir de las 18h la entrada es libre y podéis tenerlo para vosotros solos (recomendamos está opción).

Callejón del Oro

14. MUSEO FRANK KAFKA: Bajando por la otra ladera del castillo (la opuesta a la que entramos, la que se sitúa junto al callejón del oro) llegaremos al Museo de Frank Kafka, dónde podremos ver otra de las estatuas de David Černý que os comentábamos unos puntos atrás. Estas estatuas orinan sobre un mapa de la República Checa y puedes hacer que con el chorro escriban el mensaje que tu quieras (previo pago con sms).

15. LA CALLE MÁS PEQUEÑA DEL MUNDO: Dejando atrás el museo en una calle muy cercana, la calle U Luzickeho semiare, se encuentra la calle más pequeña del mundo, es tan pequeña que solo cabe una persona y está regulada por un semáforo para que no se forme un tapón en el interior.

16. PUENTE CARLOS: Y para finalizar nuestro recorrido cruzaremos por fin el famoso puente Carlos de 516 metros de largo y 10 metro de ancho, que está flanqueado, tanto a su inicio como a su final, por dos torres.

Puente Carlos Praga

Los Astrólogos y numerólogos de la época determinaron que Carlos IV debía poner la primera piedra del puente en el año 1357 el 9 de Julio a las 5.31 de la am, ¿por qué está elección? porque forman una secuencia capicúa de números impares de forma ascendente-descendente: “135797531”, dicha cifra se encuentra grabada en la torre que une el puente con la Ciudad Vieja.

Y es que este puente está hecho a base de leyendas y curiosidades, como por ejemplo, que se utilizaron huevos en el mortero de las piedras del puente para hacerlo más resistente.

Puente Carlos Praga

El puente nos recordó al de Sant Angelo en Roma porque está decorado por 30 estatuas dispuestas en dos hileras a ambos lados del puente. La más famosa es la de San Juan Nepomuceno, y aquí viene el momento turisteo. ¿Hay alguien que no haga estas cosas? porque nosotros las hacemos todas: tirar una moneda a la Fontana di Trevi, dar tres vueltas a la tumba de Napoleón en Paris… ¡Cualquiera deja pasar un poco de suerte gratuita! Bueno, para los fans de estas tradiciones aquí van tres más pero antes os pondremos en situación.

San Juan Nepomuceno era el confesor de la reina, y como no podía decirle los secretos que esta guardaba al rey Wencselao IV lo ajustició tirándolo al río Moldava después de haber sido martirizado. Lo primero que hay que hacer es buscar la figura del Santo (no os preocupéis seguro que hay miles de personas alrededor de ella) y tocar el relieve de San Juan, después en el lado izquierdo aparece representado un perro que también hay que tocar (sabréis cuales son porque ambos están de color dorado del desgaste). Pero no terminamos aquí, y es que junto a la estatua hay una cruz que indica el lugar exacto por donde fue lanzado San Juan, hay que poner cada dedo de la mano en cada una de las estrellas de la cruz y pedir un deseo.

Puente Carlos Praga Nepomuceno
Puente Carlos Praga Nepomuceno

Si atravesamos el puente en sentido hacia el castillo dejando la ciudad vieja a nuestra espalda, casi al final del mismo en el lado izquierdo, si nos asomamos hacia la isla de Kampa, veremos la estatua de Bruncvík. Este caballero recorrió el mundo para encontrar un león vivo para su escudo, durante ese viaje recibió una espada mágica que era capaz de cortar por sí sola las cabezas de los enemigos (muy útil ¿verdad?), la estatua aun posee esta espada por si la nación checa alguna vez se encuentra en peligro el volverá de entre los muertos para protegerla.

Puente Carlos Praga

Justo a esta altura encontraremos unas escaleras que nos bajan desde el puente a la isla de Kampa, os animamos a hacerlo porque hay unas fotos muy chulas desde esta zona. A parte, en la pared de una de las casas que están junto al río, hay dos marcas que representan hasta qué nivel llegó el agua del Moldava en las últimas inundaciones, la última dejó la isla completamente inundada. El río va con mucha fuerza y en alguna ocasión ha conseguido romper los arcos del puente, de hecho antes del Puente de Carlos estaba el puente de Judith que fue arrasado completamente por una inundación.

Puente Carlos Praga

Hasta aquí nuestro recorrido, si aun os sobran ganas (y tiempo) al cruzar el puente podéis seguir recto para ver el reloj astronómico en la parte de la ciudad vieja, en especial ver su funcionamiento cada hora en punto pero esto es algo que os contaremos en la parte dos de nuestro recorrido.

También podéis visitar nuestro post de dónde comer en Praga.

Como siempre, si os ha servido de ayuda la entrada u os ha gustado podéis dejarnos un comentario, o seguirnos en twitter y facebook para seguir actualizados con las nuevas entradas.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista