Revista Opinión

¿Viva el individualismo?

Publicado el 23 noviembre 2010 por Observadorsubjetivo
votarHace algún tiempo que no escribo ningún post sobre gestión, y me volví a acordar del tema al leer hace unos días, no recuerdo dónde (a mi edad esto comienza a ser casi normal), un artículo sobre el individualismo en el trabajo, como alternativa válida para algunas personas frente a la corriente dominante hoy en día que potencia siempre el trabajo en equipo. Lo cierto es que me la idea ha hecho pensar un poco sobre la forma en la que el concepto equipo parece estar sobrevalorado en algunos casos.
Por el tipo de trabajo que desarrollo, lo cierto es que hasta el momento siempre he entendido que pertenecer / dirigir un equipo era la mejor solución para llevarlo a cabo. Sin embargo, últimamente estoy trabajando relativamente cerca de personas que no tienen esa cultura del equipo y la colaboración tan arraigada. Inicialmente me chocó, incluso entendí que se estaban equivocando, pero tal vez no sea así.
¿Viva el individualismo?Es cierto que el equipo te aporta cosas a nivel individual; consigues conocimientos y experiencias de los otros que te enriquecen como profesional (y viceversa, claro). Es también cierto que el resultado de un equipo va más allá de la suma de resultados individuales, generalmente. Pero también es igual de cierto que un equipo siempre cuenta con algún "lastre" sin el cual funcionaría mejor y ofrecería mejores resultados... y, por mucho que se optimice su funcionamiento, siempre alguien ocupará el último lugar. ¿Quién no ha pensado alguna vez aquello de "yo esto lo haría mejor solo"?
Por otro lado, hay trabajos donde el individualismo es inevitable. Me refiero sobre todo a aquellos roles que cuentan con elevados niveles de competitividad, como, por ejemplo, la labor comercial. No soy un experto en el ámbito comercial, pero lo que puedo percibir es que, si bien es posible que roles no comerciales trabajen más o menos en equipo con roles comerciales, éstos nunca comparten suficientemente el conocimiento entre ellos como para poder formar equipo (me refiero a un equipo puramente comercial).
Lo cierto es que estamos viviendo un alza de los valores, digamos, "sociales", con la explosión (no sé si necesaria o útil) de las redes sociales en Internet, en detrimento de la individualidad, no sólo como valor personal sino también profesional. Parece que el hecho de querer (o tener que) trabajar solo, sin compañeros pero también sin competencia interna, es un punto negativo casi para cualquier proceso de selección. Parece que hoy a todo el mundo se le exige que sepa y, más aún, quiera, trabajar en equipo.
Y, sin embargo, cualquier profesional que despunte por encima del resto lo hace debido a su trabajo individual, y no a su compromiso dentro de un equipo. Está claro que Steve Jobs o Bill Gates, por poner sólo dos ejemplos paradigmáticos, no llegaron a donde están gracias a su capacidad de trabajo en equipo... ¿Son Messi o Cristiano Ronaldo jugadores de equipo? ¿O tienen a un equipo que juega para ellos?
Dejo este post inconcluso a propósito, porque lo cierto es que no tengo (no sé siquiera si existe) una solución. Entieno que cada caso es diferente, pero sí abogo por reconocer el trabajo individual como un valor positivo... eso sí, individual no significa aislado.
Si te ha gustado el post, te agradecería que lo votaras aquí:
votar
Facebook Twitter Meneame iGoogle My Yahoo My Live
Relacionado:
Redes sociales... ¿útiles?

5 (+1) estilos de dirección 
5 (+1) ideas sencillas sobre motivación

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista