Magazine

Viven

Publicado el 07 enero 2010 por Rafaben

A veces encuentra uno testimonios de como la voluntad, el amor, la fe pueden ser mucho más fuertes que la enfermedad o el infortunio de una discapacidad grave. Hay personas que te recuerdan con su vida que eres afortunado y si no eres mejor es porque no quieres y te has cansado de luchar, ellos lo tuvieron y lo tienen mucho más difícil y sin embargo, son una llamada de atención.
Lamentablemente, si seguimos la cultura de la muerte que hoy se impone, no hubieran llegado a nacer. Son simplemente abortables...
Patrick Henry Hugues, nació sin ojos y con una grave discapacidad que lo ata a una silla de ruedas, pero:

Cody McCasland perdió sus piernas por una enfermedad degenerativa que ya le afectaba durante la gestación. Sin embargo, a los siete años da charlas a soldados que han perdido alguna pierna en la guerra. Es todo un ejemplo de superación y esfuerzo cotidiano. Más información aquí .


Volver a la Portada de Logo Paperblog