Revista Viajes

Volterra; encantadora, rural y antigua

Por Vagabond
Volterra; encantadora, rural y antiguaPara los que estén preparando un viaje a Italia o para aquellos que ya se hayan adentrado por estos lares, les confieso un secreto: la península itálica no son solo monumentos y obras de arte que recuerdan al renacimiento o al periodo románico. En el mismo centro de Italia se enclava la Toscana, una de las regiones más atractivas del país.
Probablemente no es casualidad que muchos extranjeros, tanto norte americanos como ingleses y alemanes hayan decidido comprar casa en esta área. Y es que vivir entre sus bellísimas colinas verdes, donde se produce el vino local conocido en todo el mundo con el nombre de “Chianti”, es todo un lujo.
Justamente en la cima de una de estas colinas y a pocos kilómetros del mar, se erige el antiguo pueblo de Volterra. Fundada por los etruscos mucho antes de que Roma existiese, este pueblo que desempeñó un rol fundamental en el desarrollo del imperio romano, se encuentra circundado por cementerios etruscos con joyas preciosas y muestras del arte pre romana.
De hecho, herencia de los etruscos es el arte que todavía hoy en día se practica en sus calles. El trabajo con el alabastro, piedra similar al mármol con la cual se da vida a figuras artísticas, estatuas y cuanto pueda salir de la imaginación del creador. Prácticamente en cada calle de Volterra podrán hallarse negocios donde se venden desde las miniaturas más preciosas hasta las obras de gran tamaño hechas en alabastro; verdaderamente difícil no dejarse vencer por la tentación de llevarse una a casa.
Entrando en la ciudad de Volterra hallaremos su centro histórico, fiel representante de un antiquísimo pasado medieval. Sus edificios recuerdan la arquitectura medieval que imita el estilo de las vecinas Florencia y Siena. Callejuelas estrechas que suben y bajan en un continuo dédalo nos llevan de plaza en plaza, descubriendo siempre nuevos lugares de una belleza única. Los balconcitos de piedra, inevitablemente adornados con flores, las pequeñas tiendecitas donde además del alabastro encontrarán otros tantos productos locales...
Volterra; encantadora, rural y antigua
No obstante, cuando cae la noche se dice que las calles de Volterra se llenan de fantasmas. Ésta es una leyenda cuyos orígenes se pierden en el tiempo y que afirma que los espíritus de los antiguos etruscos de vez en cuando suelen manifestarse en los edificios históricos así como en las áreas que un tiempo estuvieron destinadas a ser lechos mortuorios de los pobladores de Toscana.
Continuando el camino se llega a los muros de la ciudad, desde donde se apreciará una vista excelente de las colinas cercanas y de los tejados rojos tan típicos de las casas toscanas.
Volterra; encantadora, rural y antigua
Por demás, las carreteras que conducen a Volterra pasan a través de un área bella y relajante, donde el verde señorea. Todos los pueblecitos por esta zona tienen una arquitectura medieval y cada uno acoge alguna peculiaridad que lo hacen digno de una visita. La cocina local sin duda alguna es otro de los atractivos, su exquisito vino Chianti, el jabalí, el bistec a la florentina o “la soave”.
Los que decidan llegarse a Volterra tienen dos posibilidades: la autopista A1 de Florencia tomando en dirección de Siena, o bajar por la costa de Génova pasando por La Spezia hasta llegar a Pisa y entonces tomar la dirección hacia el interno por unos 30 kilómetros. Éste último es un trayecto absolutamente recomendable si se tiene tiempo, pero de estas ciudades ya hablaré en otra ocasión…

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossiers Paperblog

Revista