Revista Opinión

Wikileaks ataca de nuevo

Publicado el 29 noviembre 2010 por Rgalmazan @RGAlmazan

La política exterior del gran país norteamericano se está convirtiendo en una constante crónica rosa, donde USA es algo así como la Belén Esteban internacional y todos los demás países son enemigos, novios, amigos, vecinos etc. de los que la ínclita y mediática criatura no sólo tiene una opinión, sino que además la deja escrita en un papel y Mariñas (Wikileaks) las recoge y las va soltando por entregas.

Vamos, un culebrón. Y la cosa sería para mondarse si no fuera porque los mensajes descubiertos confirman lo que la mayoría ya pensábamos, que USA por medio de su agencia espía y de su equipo de Exteriores (embajadores, funcionarios de la secretaría de Estado) tienen un complejo de superioridad que les permite espiar, criticar, insultar, poner, quitar, hacer, deshacer y tener siempre una disposición para inmiscuirse, influir y cambiar, si pueden, la política de otros países. Tienen un absoluto desprecio a los demás, a los que creen inferiores. Y naturalmente como tal actúan.

Wikileaks

Es curioso que antes de Wikileaks muchos de los que hacíamos crítica a USA éramos tildados de antiamericanos, y sin embargo, ahora las pruebas dicen que este poderoso país hace lo que pensábamos, sin el mínimo pudor. Toda su preocupación es matar al mensajero, a Wikileaks –desde ayer está sufriendo ciberataques que le han bloqueado la página--, pero ahí está con sus vergüenzas descubiertas y tratando de minimizarlas. Argumentando ideas tan peregrinas como que sacar a la luz estos informes pone en peligro la vida de muchos estadounidenses, o sea que insultar, cometer agravios o atrocidades no es malo, lo malo es que se haga público. Gracioso, ¿no?

No salen muy bien parados Irán, Corea del Norte, Libia o Venezuela, opositores declarados de USA, pero tampoco hay halagos, precisamente, para Putin, Berlusconi y Sarkozy, entre otros.

Y nos iremos enterando día a día del pensamiento de estos demócratas americanos, cuyas relaciones diplomáticas, como se puede observar, son todo un ejemplo.

Y como ejemplo digamos lo que piensan de Zapatero. Parece que dicen (lo he oído en la SER esta mañana) que es demasiado rojo y extremista (lo que da idea de lo que considera por extremista una administración demócrata de USA). De Cristina Kirchner dudan de su salud mental. En el artículo de El País pueden encontrar otros casos.

No me ha extrañado para nada esa prepotencia y superioridad mostrada por Obama, Hillary y Cia (recuerdo que son informes de los dos últimos años), lo que sorprende es que estos chicos tan listos del país más listo y con todos los medios del mundo dejen los papeles sin recoger al alcance de cualquiera, antes de irse a atacar algún país. Lo que sorprende es que el Premio Nobel de la Paz pida responsabilidades a Wikileaks y no a su gente. Lo que parece incomprensible es que Hillary Clinton no haya dimitido todavía. Pero ya se sabe que los caminos del señor Yanqui son inescrutables, además de miserables, mezquinos y todopoderosos.

Por cierto, será interesante ver las reacciones de los agraviados: Sarkozy, Berlusconi, Putin, Erdogan, Cristina Kitchner, Zapatero o el propio secretario general de la ONU…

Así es que, el culebrón continúa.

Salud y República


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas