Revista Espiritualidad

Y mientras... ¡tanto!

Por Magaviajera
Y mientras... ¡tanto!
¿Acaso querer saber lo que ocurrirá en el futuro no es un modo de huir de donde estás ahora? Toda pregunta debería estar relacionada con tu presente. Cuanto más desees escapar, más tardarás en hacerlo, esa es la trampa que te ofrece el futuro. Las puertas siempre están en el presente. Pasado y futuro te devuelven el sueño y el futuro no es más que un pasado proyectado. Seguirás en el sueño mientras ambos extremos te impidan avanzar.En el presente no existe el miedo, el miedo pertenece al sueño y se asienta en el tiempo, en la línea temporal. Observa todas las cosas que te producen temor o angustia, ninguna de ellas está en el presente, aquí y ahora. ¿Tendré suficiente? ¿Me faltará? ¿Encontraré? ¿Envejeceré? ¿Moriré? Todo es mañana.
Y mientras... ¡tanto! Quita las preocupaciones relacionadas con el tiempo y observa qué queda.
Alguien dijo que si perdemos algo nunca lo recuperamos. Define perder. Creo que si algo se va de tu vida es porque no tiene que estar ahí en ese momento por algún motivo. Perder está afiliado a la pertenencia y por lo tanto al apego, al ego. Tiene quien no se tiene. Necesita quien no se tiene. Porque, quien no se tiene, tiene pánico al vacío y sin vacío no hay creación, ni magia, ni milagro. Así que todo en la vida se trata de dejar ir y hacerlo con alegría y agradecimiento. Así tendremos más cosas para dejar ir. Si no soltamos no pueden llegar más. La vida es un río, la energía que somos debe fluir y todo debe fluir a través nuestro. Somos observadores y nuestro arte es moldear aquello que llega a nuestras manos y devolverlo mejorado al mundo. ¿Cómo puedes hacer eso si estás ocupado con el pasado o el futuro e intentando retener lo que crees que tienes? Tener es parte del sueño, de la ilusión. Nada tienes si las cosas y las personas te tienen a ti. Sólo ofrece transformar con amor cuanto a ti llega, esa es la única y más noble labor que has venido a hacer a este mundo. Este es sin duda el mejor consejo que puedo ofrecerle a mi hija.
Y mientras... ¡tanto!

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista