Revista Diario

Ya he solicitado la excedencia.

Por Una Mamá (contra) Corriente @Mama_c_corrient
A mediodía he ido a mi empresa a solicitar oficialmente la excedencia.
Me parece realmente increíble que las 16 semanas de maternidad concluyan el 21 de enero y da una idea bastante gráfica de lo insuficientes que resultan. Con 16 semanas de vida el bebé no ha hecho más que empezar a situarse en este mundo, qué temprano para separarse de forma tan radical de su madre!.
Sumando los días de vacaciones que no gasté en 2009 y acumulando las horas de lactancia, mi excedencia dará comienzo el día 9 de marzo. Hasta el día 4 de octubre, lunes, que me reincorporaré. Casi 7 meses.
El trago de subir a mi oficina me ha dejado rota. La gente ha sido agradable, no me puedo quejar, pero yo iba con bastantes nervios. No es que fuera a pedir nada que no me correspondiera, y no es que me lo fueran a negar, pero considerando que no me han visto el pelo desde finales de abril, que me ingresaron...más de uno y más de dos pensarán que soy una caradura y que por culpa de mujeres como yo no quieren contratar mujeres las empresas...Esto daría a un buen debate sobre el tema, no me cabe duda, pero como hablaba yo estaba mañana con mi madre: por mucho que nos empeñemos, una mujer nunca podrá ser igual que un hombre. Y ni falta que hace.
Para llevar aún más nervios, debo añadir que el viernes recibí una llamada de un tipo de mi empresa intentando colocarme de subcontrata de la subcontrata...algo que me hizo ver a las claras que si me hubiera reincorporado ahora me hubieran intentado colar un buen gol. Durante el primer año de excedencia cualquier trabajador tiene derecho a conservar su mismo puesto de trabajo, y por él voy a luchar con uñas y dientes, pues me supone tener la oficina a 15 minutos de casa en coche y aprovechar al máximo la jornada reducida que cogeré. Otra opción distinta de esto, no me interesa.
En fin, que ya pasó, y en los próximos meses voy a intentar no pensar en el trabajo porque lo que me esté esperando mi reincorporación es difícil de vaticinar. Mejor no planteármelo siquiera!.
Es increíble hasta qué punto los nervios y el estrés agotan a las personas. Estoy molida completamente.
Espero que mi hijo duerma bien esta próxima noche porque necesito descansar.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas